Patricia7691
682,2K

Periodista y locutora. “Mi dinero, donde pueda verlo: colgando en mi armario”. Labios rojos. Siempre.

Ser feliz en el trabajo es posible

El libro How to have a good day: Think bigger, feel better and transform your working life (Cómo tener un buen día: Pensar en grande, sentirte mejor y transformar tu vida laboral) de la consultora, economista y coach Caroline Webb muestra trucos de psicología y neurociencia con los que poder convertir los días en jornadas productivas y satisfactorias. El estrés que nos produce el trabajo provoca que la parte del cerebro que procesa la mayor parte de nuestra actividad se vea “atascada” y esto es lo que produce “que nos bloqueemos”. Se trata de una reacción en cadena producida por nosotros mismos.

El libro de la coah Webb da pequeñas pistas de cómo sobrevivir al trabajo y a la vez tener un día feliz. Lo primero que hay que hacer es, entre tarea y tarea realizada, tomarnos un pequeño descanso para procesar el trabajo realizado. Por ejemplo, levántate cada poco tiempo a beber agua o ir al baño.

Como se suele decir que “todo está en tu cabeza”, tener una buena predisposición a la felicidad ayuda. Ejemplo, anota tres cosas que te despierten felicidad: estrenas una nueva prenda, a la salida vas a quedar con uso amigos para tomar algo, has visto un bonito gesto por la calle que te genera ternura. De esta manera comenzarás la jornada de mejor humor, lo que ya es un buen comienzo.

En tu lista de tareas añade objetivos personales, eso sí, que sean realistas y fáciles de alcanzar. Cada vez que terminamos uno de nuestros quehaceres, eso nos produce alegría y tranquilidad, lo que nos anima a continuar con lo siguiente, por lo que si a esa lista le añades “llamar a la abuela” o “media hora corriendo” cumplirlo te será fácil y te aportará mas de lo que crees.

La música amansa a las fieras, si te encuentras en una situación en la que ya no puedes más o no te sientes del todo bien, ponte los auriculares y deja que la música fluya y te ayude a alejar los malos pensamientos y sensaciones. Y a esto se une la seguridad en uno mismo, es un pilar muy importante de la felicidad laboral. Si no la tienes, fíngela hasta que la hagas parte de ti mismo. Puedes pensar en algún referente y convertirte en él. Volvemos así al “todo está en tu cabeza”.

 

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh

Imágenes | Universia; Miafm

Comentarios