maite nicuesa guelbenzu
2M

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Cómo mantener el hábito de aprender constantemente

El aprendizaje no es un concepto que pueda estar vinculado únicamente al plano académico. El aprendizaje es una disposición de descubrimiento en la escuela de la vida diaria. ¿Cómo mantener el hábito de aprender como un fin que acompaña allí donde vas?

  1. No dejes de hacerte preguntas y de dudar porque la duda como ya mostró Descartes también forma parte de la reflexión. Reflexiona en torno a las frases filosóficas de amor, amistad y felicidad.
  2. Acepta el desconocimiento como estímulo natural para seguir aprendiendo. Un mensaje que Sócrates expresó en su célebre mensaje: “Solo sé que no sé nada”.
  3. Utiliza los recursos de conocimiento en formato impreso o digital. Por ejemplo, los recursos online no restan importancia a enciclopedias, libros temáticos y diccionarios.
  4. Pon en práctica aquello que aprendes a nivel teórico. Busca el modo de llevar al plano de la experiencia los nuevos conocimientos adquiridos.
  5. Visita las librerías y las bibliotecas con regularidad para estar informada sobre novedades editoriales, propuestas de interés, títulos más vendidos e historias inspiradoras. Leer es un hábito que siempre está reforzado por el aprendizaje.
  6. ¿Cuándo fue la última vez que emprendiste una nueva actividad? La curiosidad por la novedad de nuevos planes y tareas puede llevarte a descubrir nuevos alicientes que no has explorado hasta ahora.
  7. Rodéate de personas que te acompañan en este propósito de aprendizaje, amigas con las que compartes planes de conversación y actividades culturales que enriquecen vuestros encuentros.
  8. Escucha la radio. Esta semana hemos celebrado el Día Mundial de la Radio. A través de este medio de comunicación puedes obtener información de actualidad sobre noticias del día.
  9. Cursos de verano de las universidades. Tal vez, puedas mantener la rutina de participar en un programa de estas características en cada ciclo estival, manteniendo el vínculo con la vida universitaria por medio de una experiencia que te permite disfrutar de la vida cultural del campus.
  10. Practica el networking. Tus contactos pueden facilitarte información sobre cursos de interés, nuevos estudios e investigaciones sobre temas específicos, eventos profesionales e ideas interesantes.

Por tanto, mantener el hábito de aprender constantemente rejuvenece la mente y el corazón gracias al motor de la curiosidad. ¿Qué otras ideas te gustaría añadir a este artículo?

Comentarios