maite nicuesa guelbenzu
1,8M

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

10 razones para ser optimista en tu vida

El optimismo es una decisión personal, no siempre es fácil mantener esta actitud ante la vida. Sin embargo, es una cuestión de egoísmo sano. En este comienzo de año, el optimismo es esa semilla que ojalá germine en tu vida a lo largo de los próximos meses. Frente al desánimo y el pesimismo, compartimos este decálogo de motivos para pensar en positivo o, al menos, para intentarlo:

1. No existe un único punto de vista de la realidad. Cuando la visión en forma de túnel te lleva a observar la vida desde una perspectiva reduccionista, puedes buscar interpretaciones complementarias que sean más amables y constructivas.

2. Incluso en la adversidad, puedes encontrar un sentido valioso que te ayude a sobrellevar con más esperanza esa dificultad que será todavía mayor si la afrontas desde el desánimo.

3. El optimismo de los demás no puede cambiar de forma completa tu pesimismo interior. Tú eres tu propia luz cuando el optimismo habita en tu corazón.

4. Libertad interior. El pesimismo te hace sentir encerrada en los márgenes del 'no puedo', por el contrario, el optimismo te lleva al horizonte de aquello que es posible si lo intentas.

5. Motivación para el cambio personal y profesional. Más allá de cuáles sean las características de tu situación presente, puedes evolucionar, avanzar y cambiar. La realidad no es inamovible si tú te fijas en todas las posibilidades.

6. Amigos. Desde el optimismo no solo tienes más iniciativa para compartir planes con amigos, sino que también tienes la ilusión de conocer gente nueva.

7. Contagiar tu filosofía de vida a los demás. El mejor consuelo que puedes ofrecer a quienes están sufriendo por alguna razón, es el optimismo como forma de actitud.

8. Segundas oportunidades. Desde el optimismo observas las segundas oportunidades en la amistad, en el amor, en la familia, en el trabajo y en la vida como forma de esperanza.

9. Calidad del tiempo. El pesimismo es un ladrón de energía que te aleja de la belleza del presente.

10. Valentía frente al miedo. Desde el optimismo no solo te fijas en la razón de ese temor, sino también, en tu capacidad para superarlo.

¿Qué otros argumentos te gustaría añadir a este decálogo?

Comentarios