maite nicuesa guelbenzu
2M

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

10 consejos para estimular tu mente

La gimnasia mental es el equivalente al ejercicio físico. Es decir, el entrenamiento mental forma parte de una rutina de bienestar integral. ¿Qué puedes hacer para lograr este propósito?

1. Cuidados antiestrés. Ahora que el retorno a la rutina se convierte en un hecho con el mes de septiembre, pon una atención especial en mantener a lo largo del año algunos de los hábitos de desconexión que has disfrutado durante las vacaciones.

2. Cursos de formación. Es en este mes cuando muchos cursos y centros de formación publican su oferta para el último trimestre del año. Echa un vistazo a las distintas propuestas para seleccionar alguna opción que te guste o que te despierte curiosidad.

3. Pregunta. El poder de la pregunta es esencial para reforzar el aprendizaje. Por tanto, en tus conversaciones cotidianas, utiliza este recurso durante el diálogo para intercambiar información sobre temas interesantes. Además, a través de estas charlas significativas también profundizas en tu relación con tus amigas.

4. Improvisa planes en el último momento. Una sesión de cine, un paseo por el barrio, una visita a un ser querido, un viaje de fin de semana... No es posible vivir al compás de la improvisación, de hecho, tampoco es positivo tomar esta idea en su significado literal. Sin embargo, sí es importante integrar esta improvisación en su dosis justa para dotar a la agenda de cierta flexibilidad.

5. Entrena el poder de tu mente puesto que ninguna máquina es tan perfecta ni tiene tanto potencial. ¿Conoces de memoria los números de teléfono de tus mejores amigas? Usa más tu memoria y menos la agenda del móvil.

6. Cultiva tu sentido crítico para extraer tus propias conclusiones y juicios de valor sobre cuestiones de actualidad. Para ello, puedes reforzar el hábito de leer distintos periódicos y revistas con diferente línea editorial.

7. Disfruta de la actividad de los museos y galerías de arte de tu lugar de residencia y entorno próximo, así como de los destinos que visitas durante tus vacaciones.

8. Lee filosofía o haz un curso sobre esta temática.

9. Viaja sola o en compañía. En cada nuevo destino te esperan nuevas sorpresas que activan tu atención ante el impacto de la novedad.

10. Sopas de letras, adivinanzas, técnicas de estudio, crucigramas y acertijos también son herramientas que, a modo de medio, activan tu mente.

¿Qué otras ideas te gustaría añadir a esta lluvia de ideas?

Comentarios