Kristina Kevich
476,8K

|S T A Y C O O L|

Moda
2,4K

Virgil Abloh, el diseñador del que todo el mundo habla

“Tengo un grupo de chat con mi equipo, copio y pego, envío fotos de cosas que me inspiran, dibujo. No tengo asistente. Es una forma de trabajar nueva. Las ideas fluyen, nadie tiene una tarea concreta”.

Son las palabras de Virgil Abloh, uno de los diseñadores más aclamados por los millennials, la generación de influencers por definición. Nacido en Chicago (1980), es el director creativo de la firma Off White, la marca con sede en Milán que en apenas tres años ha conseguido ser una de las más icónicas del momento.

Sin duda el saber aprovechar el boom de las redes sociales, el utilizar sus contactos con millones de seguidores (Jenner, Kardashian, Hadid, West…) y promover su marca con los celebrities e influencers del momento, que acumulan una comunidad de millones de personas, han sido unas de las claves del éxito de Virgil Abloh.

Según el diseñador, el lujo como lo entienden las nuevas generaciones es cualquier cosa que les guste y que codicien, no tiene que ver con la calidad y el precio; y el triunfo de las firmas como Supreme confirman la opinión de Abloh.

Con una estética muy urbana y scater, tan actual hoy, el fin de Off White según su creador no es vender prendas, sino el ser una expresión artística en sí. Y así lo demostró con uno de sus desfiles en la Pitti Uomo, donde se proyectaron los poemas de Anna Swirszczynska, una escritora polaca de la época de las guerras mundiales, mientras los modelos paseaban las creaciones de Virgil. Y aunque cierto es que el director creativo se enfoca en colecciones masculinas, hoy en día con las tendencias como el athleisure y diseñadores como Palomo Spain, la variedad y lo unisex cada vez se cuela más en nuestras vidas.

Abloh concibe la moda como la mezcla de 'lo caro y lo barato' y con una actitud inclusiva, no exclusiva; tal vez por ello convoca a los invitados a sus desfiles mediante su cuenta de Instagram.

Comentarios

Anna Duport Suena que OffWhite va a ser muy rompedor
Kristina Kevich Lo es, lo es jejje