Kristina Kevich
478,8K

|S T A Y C O O L|

Tamara de Lempicka, la Reina del Art Deco

Hoy, 16 de mayo de 2018, Google dedicaba la cabecera de su buscador a una de las mujeres más glamourosas del siglo XX; Tamara de Lempicka. Hoy se cumplía 120 años desde el nacimiento de la conocida por todos como la“Reina del Art Deco”. Mucho se especula que el año de nacimiento de Tamara de Lempicka fuera ese, ya que como una mujer presumida que era, en numerosas ocasiones se dijo que mintió sobre su edad, y llegó a decir que su hija era en realidad su hermana pequeña… bueno, lo cierto es que ni siguiera se llamaba Tamara de Lempicka, su nombre real era Maria Gorska. Llamase como se llamase, sin duda fue una mujer que marcó todo una época y todo una corriente artística.

La “Reina de Art Deco” nació en el seno de una familia judía acomodada, hace 120 años, algunos ubican el lugar de su nacimiento en Varsovia (Polonia) de donde era su madre, otros como su biógrafa Laura Claridge, en Rusia de donde provenía su padre. Independientemente de eso, fue en su viaje a Italia cuando tenía 13 años, el lugar de residencia de su abuela, donde se enamoró del arte. A Tamara (o a Maria) nunca le faltó de nada, vivió y creció rodeada de lujo y glamour de la alta sociedad a la que pertenecía, lo que se reflejó claramente en su arte. Se casó con un adinerado abogado polaco de quién tomó el apellido por el que se hizo famosa. Juntos emigraron a París de una Rusia tomada por los bolcheviques, huyendo del comunismo. Fue allí, en la capital francesa, donde Tamara se formó como artista, y puso su nombre en la boca de todos. Entonces, una vez más, la política la hizo huir, cambiando esta vez de continente. Casada por segunda vez con aristócrata húngaro, se fue de una Europa aterrorizada por el régimen nazi, a los Estados Unidos donde los locos años 20 llegaban a su fin. Pero el “crack del 29” no le impidió vivir su vida como estaba acostumbrada, llena de fiestas, excentricidad y glamour tan reflejado en cuadros de damas vestidas de seda paseando en Bugatti o de caballeros trajeados. El Art Decó cada vez más tomaba aires de cubismo y del arte abstracto, pero no perdía la verdadera esencia de Lempicka. Moría en Cuernavaca, México, un 18 de marzo de 1980.

“Tamara de Lempicka es una artista tal, una mujer cuyas pinturas son fácilmente identificables aún por los que raras veces ponen el pie en galerías de arte”, dijo la autora de su biografía, la periodista Laura Claridge. Si el Gran Gatsby hubiese existido de verdad y fuese mujer sería Tamara de Lempicka.

Comentarios

luciabetancourt no había oído hablar de ella, y menudo descubrimiento!