Kristina Kevich
542,2K

|S T A Y C O O L|

Mi post antirebajas

Sinceramente creo que cada temporada las rebajas emperoran. No sé si es porqué mi obsesión por comprar ropa ha desaparecido (no tengo nada que ponerme = no tengo nada NUEVO que ponerme) o porqué realmente cada año la calidad de las prendas rebajadas es más baja. Entre tanto Black Friday, Cyber Monday, que si los 8 días de Oro o 40 días de Plata, los descuentos mid season….vivimos entre constantes descuentos que quieren captar nuestra vena de comprador impulsivo. Por más que adelanten las rebajas ¿merece realmente la pena esperar por ellas? Personalmente para mi es más un no que un sí. ¿Por qué? Os lo cuento.

Ropa amontonada, que estuvo tirada meses y puede que años en un almacén lleno de polvo llega a los estantes de las tiendas, muchas veces con descuentos ridículos; mientras ves a manadas de personas revolviendo esos montones con pegatinas rojas en las etiquetas. ¿Merecen la pena todos esos empujones y filas interminables? Creo que no. Además de la pésima calidad de las prendas, ya que en un 70% de las ocasiones nos encontramos con prendas arrugadas, rotas y sucias, las que sí llaman medianamente la atención, poseen un descuento de entre 5 y 10 euros en la mayoría de los casos. Zapatos rebajados de 89,95 a 84,95 euros (en la mayoría de zapaterías) o vestidos de 39,99 euros a 36,50 euros (visto en El Corte Inglés) ¿En serio?

Bueno, en conclusión. ¿Hay más rebajas? sí… por la cantidad de días al año que vemos descuentos. ¿Son mejores? Personalmente, no. Siempre he sido más de calidad que de cantidad. Es cierto, que ahora, nada más empezar ya encontramos algunas prendas a 50% o a 70% de descuento… pero ¿realmente las necesitamos y nos gustan, o es el precio el que no hace caer en la tentación y esperar una fila horas?

Para mi, las rebajas actuales se resumen en tres pasos:

1. Hacer una visita el día anterior de las rebajas a la tienda, y ver con tus propios ojos que no hay nada que comprar. Ya que la ropa ya se encuentra colocada para los descuentos.

2. Adquirir prendas de precio elevado con rebaja. Ya que por lo general resulta una inversión menor, y las tiendas de marca están menos transitadas que unas low cost.

3. Dar una vuelta por la tiendas los últimos días de descuentos. Probar un poco la suerte, a lo mejor encuentras algo. Además la gente ya está más calmada y las tiendas son menos agobiantes.

¿Y qué opináis vosotros de las rebajas actuales?

Comentarios