Isabel Navarro Ibáñez
540,6K

Periodista, estilista y enamorada del sur. Me inspiran la luz del sol y el sonido del mar.

El truco de maquillaje definitivo: una buena máscara de pestañas

Nunca he sido una persona que se maquille demasiado. De hecho apenas uso base, la suelo reservar para ocasiones muy especiales. Mi rutina de belleza diaria consiste en ponerme una crema hidratante con algo de color y protección solar, un poco de cacao en los labios y el toque maestro: máscara de pestañas. El famoso rímel es, en mi opinión, el principio y el final de un buen maquillaje y el motivo es simple: el efecto buena cara que aporta la máscara de pestañas. Sólo este producto cosmético logra conseguirlo. Puedes usar una base que mejore el tono o un corrector que camufle las ojeras, pero el efecto del rímel es incomparable. Automático, con un solo gesto consigues abrir la mirada.

He probado varias máscaras de pestañas y casi todas me han gustado, aunque, por supuesto, unas destacan sobre otras. Para que esto ocurra, tienen que tener unos requisitos un tanto obvios: que alarguen las pestañas, además de aportar volumen; que no apelmacen ni dejen grumos; que definan y aporten densidad (que parezca que tenemos más pestañas, vaya), y que sean de larga duración, para que, sobre todo, no se desplacen hacia la zona de la ojera, manchándola.

Entre mis favoritas están: They’re real de Benefit, Inimitable Waterproof de Chanel, Diorshow Iconic de Dior y Sumptuous Infinite de Estée Lauder.Todas cumplen a la perfección con lo esperado. Además las cuatro tienen otra característica en común: el cepillo. Me gustan los aplicadores de caucho, con cerdas largas y apretadas, son los que más alargan las pestañas y también las curvan y les dan volumen. El resultado es espectacular.

Así que ya sabes, si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh

Imágenes | Bob Aranjuez Sephora

Comentarios