Dos Tacones Para Mi Armario
67,3K

Bloggera de moda y community manager. Representante de varias firmas de moda y encargada de la comunicación de un programa de radio. Arquitecto técnico amante de la moda, la música y los viajes.

Tengo una entrevista de trabajo

Los nervios antes de una entrevista de trabajo son inevitables. A veces estos solo reflejan las ganas de conseguir lo que deseamos, pero la seguridad en uno mismo y la confianza pueden hacer que salgamos airosos y afrontemos ese día con una gran tranquilidad sabiendo que el puesto será nuestro o que, al menos, hemos dado todo y lo hemos hecho lo mejor posible.

No nos enfrentamos a ningún examen y debemos ser transparentes y reflejar el interés que tenemos.

Sabemos que lo principal es haber buscado información de la empresa para la que trabajaríamos, contestar bien a las preguntas, no interrumpir, que haya empatía con la persona de recursos humanos, no mentir ni llegar tarde u oliendo a tabaco, mostrar interés, que se note que sabemos de lo que hablamos, dar las gracias y no hablar mal de ningún puesto anterior aunque pregunten por ello y por muy mala que haya sido la experiencia.

Además de todo eso la imagen es importante y el día de antes surgen las dudas de ¿qué me pongo? ¿me maquillo poco o mucho? ¿falda o pantalón? La imagen dice mucho, por lo que cómo ir vestido a una entrevista de trabajo es otro punto fundamental ya que el reclutador elegirá al candidato que mejor se ajuste a la imagen de la empresa y además de la mentalidad, forma de expresarse y formación, esto incluye la forma de vestir.

Nuestro look no informa de nuestra capacidad para llevar a cabo las tareas requeridas en el puesto de trabajo, no tiene nada que ver, pero inconscientemente el entrevistador lo tendrá en cuenta.

Ante todo debemos usar el sentido común, ir vestidos con algo que nos sintamos cómodos transmitiendo profesionalidad.

No es lo mismo hacer una entrevista para un bufete de abogados que para trabajar de dependienta en un centro comercial. La estética es diferente, por lo que se trata de ir acorde a los ideales de la empresa. No iremos de traje para ser camarera, monitor de gimnasio o socorrista pero tampoco en chándal. Unos vaqueros son siempre una buena opción en estos casos.

Como normas generales debemos cuidar los detalles, llevar la ropa limpia y planchada, un bolso o cartera en el que nos quepa sin arrugar el currículum por si nos lo piden y utilizar colores neutros. Si preferimos llevar falda que ésta no sea corta, y la ropa que no sea muy ajustada. Evitar las prendas deportivas y muy veraniegas, mejor algo de manga que tirantes y escotes debido a que cuando alguien va demasiado sexy a una entrevista se cae en el tópico prejuicio de subestimar su capacidad intelectual, aunque no tenga nada que ver. Son preferibles los zapatos cerrados que las sandalias ya que éstas son más informales. Prendas sencillas y pocos accesorios, no se trata de adornarnos como si fuésemos un árbol de Navidad. Ese día más que nunca, menos es más.

 

La manicura y el maquillaje perfectos. Es preferible usar solo rímel de pestañas y colorete en su justa medida. Que parezca que no vamos maquilladas pero con luz en la cara. Los hombres afeitados o con barba arreglada y peinados. 

Y sobre todo, ve cómodo, recuerda que la confianza en uno mismo es la mejor arma para conseguir lo que deseas. ¡Suerte!

 

Fotografías:

https://www.instagram.com/sincerelyjules/

https://www.instagram.com/hannahcrosskey/

https://www.instagram.com/josefinekstroms/

https://www.instagram.com/tsangtastic/

http://dostaconesparamiarmario.com/look-basico-para-el-dia-a-dia/

Comentarios