annahepburn7
624,7K

Anna Pardo Fernández. Editora de moda, belleza y lifestyle. Activa, optimista y siempre a la última. Comunicar es mi gran pasión y el mundo de la moda es el escenario perfecto para realizar mi viaje.

¿Cómo combatir la celulitis?

La primavera ha llegado y con ella las ganas de lucir prendas veraniegas. El sol brilla con fuerza y los pantalones cortos, las faldas y los vestidos piden a gritos salir del armario este mismo fin de semana. No es de extrañar que ahora llega el momento definitivo del año en cuanto a belleza se refiere: el examen final ha llegado. Todos los esfuerzos del año se centran en este instantes y problemas como la celulitis impiden que muchas se sientan cómodas con su aspecto físico. Ahora bien, ¿sabes exactamente qué es la celulitis y cómo podemos combatirla? Para que descubras todos los detalles que necesitas en Madaísh hemos preparado un post que va a ser de gran ayuda en tu caso. ¡Hemos llegado para salvarte la vida este 2019!

¿Qué es la celulitis y cómo se produce?

Según los especialistas la celulitis es una enfermedad metabólica que provoca que la piel se muestre abultada de forma irregular y con pequeñas depresiones de forma irregular - popularmente denominada “piel de naranja” - que se muestra con normalidad en la parte lateral de los muslos o en las nalgas de las mujeres y de algunos hombres. Es habitual que empieza su visibilidad en gran parte de las mujeres en periodos de cambios hormonales como la pubertad, los cambios bruscos de peso o un embarazo.

La celulitis se produce en la hipodermis, el nombre técnico de la capa más profunda de la piel, que es donde están la mayor parte de las células en la piel. Entre ellas los adipocitos, las encargadas de almacenar grasa para amortiguar los impactos externos y mantener la temperatura corporal. Pero cuando éstas se desgastan y la grasa no se equilibra en armonía, es cuando las células aumentan su tamaño y empujan a la piel, creando esas protuberancias que después llamamos “piel de naranja”.

Según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), aproximadamente entre un 85 y un 98 por ciento de las mujeres tiene celulitis en algún momento a partir de su edad joven o adolescencia. Curiosamente es una enfermedad que suele atacar más a la población blanca debido a la baja calidad de su piel. Pocos hombros la padecen ya que las hormonas masculinas no atacan la dermis de las zonas afectadas de la misma forma. Pero la celulitis también altera algunas funciones fisiológicas de los tejidos fibrosos, adiposos y conjuntivos, lo que supone una retención de líquidos y un alto nivel de producción de estrógenos.

¿Qué tipos de celulitis existen?

Podemos diferenciar varios tipos de celulitis. Según la AEDV, la celulitis tiene cuatro fases:

· Grado 1: la piel de naranja aún no se observa.

· Grado 2: la piel de naranja aparece al comprimir la piel.

· Grado 3: la piel de naranja aparece al ponerse de pie.

· Grado 4: la piel de naranja es permanente.

Además, se pueden categorizan en diversos grupos. La celulitis localizada s prresenta dolores en ocasiones intensos y es de las más complicadas de tratar. Aparece en abdomen, muslos, puede aparecer en la parte inferior de la espalda, brazos y tobillos. Asimismo, puede causar también el famoso síndrome de piernas cansadas. La celulitis blanda presenta un carácter gelatinoso en estas zonas y también causa molestias, especialmente, fatiga y debilidad permanentes. Puede derivar y complicarse con varices y retención de líquidos. Por otro lado, la celulitis edematosa está vinculada al mal funcionamiento de los sistemas circulatorios y linfáticos y genera que la piel comienza a verse irregular, acolchada y con protuberancias por la dilatación de los folículos llegando a veces incluso a romperse la fibra elástica, dando lugar a las estrías.

¿Cómo combatir la celulitis?

La alimentación es el pilar de la salud. Somos lo que comemos y una dieta equilibrada y variada ayudará en el correcto funcionamiento del sistema linfático y circulatorio, los dos focos básicos para mantener a raya la celulitis. La pera, la piña, los plátanos, las semillas de girasol, las semillas de linaza, el jengibre, las nueces, el huevo, el apio y el romero (entre otros) generan buena hidratación y favorecen que desde dentro se mantengan “limpios” los canales de transporte celular de toxinas. El deporte es otro gran pilar: una vida sedentaria es el peor enemigo de la celulitis. Por este motivo te invitamos a caminar a todos los lados, a salir a dar largos paseos y a practicar el deporte que más te guste, ¡todo vale para mantener la actividad!

Imágenes: Pinterest

Comentarios