annahepburn7
574,5K

Anna Pardo Fernández. Editora de moda, belleza y lifestyle. Activa, optimista y siempre a la última. Comunicar es mi gran pasión y el mundo de la moda es el escenario perfecto para realizar mi viaje.

'Baking': la técnica de maquillaje para triunfar este 2019

¿Quieres saber cuál es el truco de belleza que sigue toda la familia Kardashian? Sí, has leído bien, por toda decidmos toda. Desde Kim hasta Kendall pasando por Kylie. La familia K, reina del beauty world durante los próximos años lo tiene claro: ni 'contouring' ni 'strobing' son la tendencia de moda. Ahora el 'baking' es todo aquello que necesitas en tu vida para disimulas las arrugas, los brillos y poros y fijar el maquillaje durante horas. Sabemos que suena muy tentador aunque algo difícil de ejecturar, pero no te preocupes, te contamos todos los detalles para que sea lo más fácil que hayas hecho nunca. ¡Allá vamos!

El 'contouring' ha pasado a la historia, es una realidad. Ahora el 'baking' ha desbancado al rey beauty. Esta técnica emplea en los polvos translúcidos (ojo, debes de ser sueltos) para disimular al máximo las imperfecciones del rostro y fijar el maquillaje. Las hermanas K lo utilizan en todos sus maquillajes para asegurar un resultado asombroso en fotografía En concreto, Kylie Jenner ya ha defendido el 'baking' en varias entrevistas. El obejtivo del 'baking' es fácil de entender: dejar la piel lisa y mate, cubriendo a la perfección las manchas, pequeñas arruguitas y otras imperfecciones y brillos. Eso sí, las pieles más secas deben de ir con cuidado ya que el uso excesivo de polvos puede implicar sequedad en la piel. Un 'baking' mal ejecutado puede ser tu peor enemigo: el maquillaje, en lugar de disimular líneas de expresión y cicatrices las resaltará más. Este efecto negativo se puede producir también si posees una piel poco mimada o deshidratada. Así que el 'baking' solo se recomienda para pieles normales, mixtas y grasas. Olvida esta técnica si no posees una piel correctamente hidratada, amiga.

La óptima hidratación de la piel es esencial ya el 'baking' se basa en aplicar polvos translúcidos en gran cantidad y de forma estratégica por el rostro. ¿Y cómo se hace esto exactamente? Debemos trabajar con mucho cuidado la zona T, las partes cubiertas con corrector, el mentón y zonas iluminadas; en las zonas más señaladas del rostro, para fijar bien y multiplicar el efecto de esos productos. Así que debes comprar unos buenos polvos sueltos translúcidos para que el resultado sea de película.

Los pasos a seguir para ejecutar un buen 'baking' son más simples de lo que puede parecer a simple vista: Pirmero, aplica la base de maquillaje con normalidad y después cubre con el corrector la ojera, las zonas oscurecidas del rostro, alguna imperfección o marca que no haya quedado cubierta con la base y las partes altas del rostro para crear volúmenes, y difumínalo hasta que se mezcle con tu piel. Segundo, cubre bien con los polvos translúcidos las zonas que trabajaste ya con corrector. Hazlo con una borla para un óptimo resultado y déjalo actuar durante unos 5 o 10 minutos (según el resultado que desees). El tiempo de espera ayuda a que la piel y el polvo se fundan para lograr que la duración sea de campeonato. Después, retira el polvo que no se haya fijado con una brocha grande. Ahora llega el momento de seguir con normalidad con tu maquillaje; bronceador, colorete, sombra de ojos, máscara de pestañas, pintalabios... Si has seguido todos los pasos correctamente, tendrás una base de maquillaje de altura con la que poder ser la reina del día (o de la noche) sin que tu aspecto se resienta.

¿Te animas a probar la técnica de maquillaje con la que arrasa la familia K?

Imágenes: Pinterest

Comentarios