Lifestyle 157

Mitos sobre el running

martaelenafer
febrero 15 2018

El running es en la actualidad uno de losmayores  pilares del fitness y esto se debe a los numerosos beneficios que tiene para la salud. Pero, debido a que se ha convertido en una verdadera moda han sido numerosas las afirmaciones entorno a esta rutina deportiva, pero ¿qué es cierto y qué no lo es?. 

Aquí tienes 6 mitos sobre el running para ayudarte a entender y saber qué es verdad y qué es mito. 

1. El running puede dañar nuestras rodillas. MITO
Sí que es verdad que el running es un deporte de impacto, ya que los pies al chocar contra el suelo generan un impacto tiene una fuerza equivalente al doble o triple de nuestro peso. Pero sin embargo, este impacto no es perjudicial a nuestras rodillas siempre y cuando estemos realizando la actividad de una manera adecuada. Es más, para las mujeres el running es beneficioso ya que previene de la osteoporosis debido a que se produce una estimulación de los osteoblastos que ayudan a la regeneración y construcción de los huesos. 
 
2. Correr en ayunas adelgaza. MITO
Se dice que correr en ayunas por la mañana ayuda a adelgazar antes. Pero no es así. Por las mañanas al tener los niveles de glucosa tan bajos las reservas musculares de glucógeno se consumen más rápidamente y la fatiga aparece antes. Además, el cuerpo acumula más reservas cuando comemos como respuesta al estrés físico. Por lo tanto, lo ideal es tomar un desayuno ligero antes de salir a correr o un snack buscando el punto intermedio entre estar en ayunas y estar lleno.
 
3. Correr con más ropa ayuda a adelgazar antes. MITO 
Cuando corres con más ropa se suda más, pero sudar no significa necesariamente que estemos perdiendo más grasa. Sudar demasiado durante una actividad física lo único que significa es que estamos perdiendo agua del cuerpo y puede llegar a causar deshidratación.
 
4. Correr da más hambre. MITO
Evidentemente, después de llevar a cabo una actividad física tenemos hambre pero después del running nos saciamos más rápidamente. Esto es debido a la leptina, una hormona que le indicaa nuestro cerebro que estamos saciados y no necesitamos más comida. Esta hormona está más presente después de realizar ejercicios como el running.
 
5.  Cuantos más kilómetros, más se quema. MITO
En el running, al igual que en muchas otras modalidades, no importa el cuánto sino el cómo. Es mucho más efectivo hacer sesiones de intervalos de alta intensidad corriendo (HITT) que hacer más kilómetros pero a una intensidad mucho más baja.
 
6. Correr reduce la masa muscular. MITO
El running no reduce la masa muscular siempre y cuando se mantenga una dieta equilibrada. El cuerpo necesita para funcionar y llevar a cabo actividades físicas mucha energía para ello es importante una alimentación rica en hidratos de carbono y grasas (todo siempre de forma equilibrada).