Lifestyle 109

¿Le das demasiadas vueltas a todo?

agnesdeer
abril 30 2016

Rompe este molesto hábito con 3 técnicas de terapia. Los pensamientos obsesivos nos atacan a todas en algún momento. ¿Las buenas noticias? Estudios recientes han descubierto que la gente que piensa demasiado es más creativa. ¿Tienes este problema? ¡Pues regístrate en Madaísh y sigue leyendo!

Estar encallado en un ciclo de pensamientos negativos es agotador y de poca ayuda. El problema es que los pensamientos obsesivos no suelen significar llegar a entender algo o encontrar una solución. Hora de cambiar tu mentalidad.

La técnica de las “3 preguntas”. Tienes que hablar con tu compañera de piso sobre la limpieza, pero espera, ¿qué pasa si ella dice esto? ¿O hace aquello? Lo que era una pequeña queja se convierte en una conversación de todo el día, contigo misma. Es natural que quieras anticipar resultados pero tienes que estructurar tus pensamientos para no seguir dale que dale. Limítate a estas 3 preguntas: ¿Qué es lo mejor que puede pasar? ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Y qué es lo más realista que puede pasar?

Escribir por la mañana. Al principio del día, coge una libreta y, sin parar, escribe todo lo que tengas en la cabeza. Es un monólogo interior, no tiene por qué tener ningún sentido. Simplemente sigue escribiendo y saca todos tus pensamientos, desde los más tontos a los más serios.

El método de “las 2 acciones más fáciles”. A menudo, le damos demasiadas vueltas a las cosas buscando la solución “perfecta”. Pero mientras estamos pensando en lo “mejor” que podemos hacer, de hecho no estamos haciendo nada, y el problema se hace más grande en nuestras cabezas. A veces incluso nos angustiamos más porque nos damos cuenta de que no estamos haciendo nada. Para salir de ese círculo, piensa en las 2 acciones más fáciles que podrías llevar a cabo para solucionar tu dilema (o parte) y que puedas hacer antes de que acabe el día. Luego hazlo.


Imágenes || Cath in the City, Elle Howard Instagram