Lifestyle 158

EL BULLYING ROSA

Alejandrazapata
junio 13 2016

EL BULLYING ROSA

María es una niña solitaria y triste, pero no precisamente porque sea una chica antisocial, es porque en su salón de clases ha sufrido del tan conocido bullying.

Se dice que el colegio es la época dorada en la vida de las personas, pero para maría y muchos niños y niñas que se encuentran en su misma condición, puede convertirse en una dura experiencia.

María está en su adolescencia, en esta etapa tiene que afrontar la llegada de la menstruación y con esta última muchos cambios físicos y emocionales.

Tiene que lidiar con las burlas e indiferencia de sus compañeros, debe estar rodeada de jóvenes sádicos que parecen disfrutar del daño que le ocasionan, es un infierno para esta joven adolescente, hasta el punto de destruir su autoestima.

Aunque lo intente, maría no puede evitar que esas palabras hirientes le retumben en su cabeza y terminará por creerlas.

Para maría asistir a clases es una verdadera lucha diaria, siente que su cuerpo le pesa ,su alma se siente ahogada, seguramente preferiría quedarse en su cuarto y no tener que volver más al colegio, pero su espíritu resiliente la impulsan a seguir .

Los recreos, los actos cívicos o actividades deportivas son los espacios donde un estudiante construye sus hermosos recuerdos del colegio al lado de sus compañeros ;en medio de risas, bromas, historias, chistes, juegos, entre otras experiencias.

Pero para maría estos momentos implicaban más amargura para su corazón, con una mirada triste observa a sus compañeros y se echa la culpa por no ser parte de esa diversión.

María se refugia en la lectura y el estudio para escapar de su cotidianidad, pero en medio de exposiciones, trabajos y exámenes tuvo bajas calificaciones, pero era inevitable su motivación está destruida.

Pero decir que esto se acabará es una hermosa utopía, un sueño fugaz que se desvanece en nuestra realidad.

En estos momentos muchos colegios por no decir todos tienen este grave problema.

Pero que podemos hacer nosotros desde nuestra cotidianidad?

Debemos ser ejemplo de estos chicos, los muchachos copian lo que ven, ten cuidado con tus palabras, detrás de cada burla o charla pesada hay algo de verdad.

No permitas nunca que en tu presencia un niño sea insolente con otro.

En nuestro círculo social hay muchos niños y es nuestro deber hacerlos respetar e igualmente enseñarles a ponerse en los zapatos del otro.

Tenemos que formar niños sensibles a los sentimientos del otro e igualmente se deben formar seres seguros de sí mismos, para que no los arrastré la corriente y las malas influencias.

Los tiempos se vuelven más duros y si no hacemos algo al respecto ¿Quién lo hará?, son estos futuros ciudadanos quienes cambiaran esta negativa expectativa.

Ninguna razón es aceptable para irrespetar a otra persona, ni su nivel social, ni su raza, ni sus creencias, ni su físico, tenemos que aceptar que simplemente somos diferentes y desde esa particularidad, todos aportamos a la diversidad.