Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo




Una de las ciudades más bonitas en Navidad es Londres! Hace 3 años fuimos en noviembre, y aunque el ambiente navideño estaba empezando se notaba que no eran plenas navidades.

Podéis recordar el post con nuestra visita hace 3 años visitando los principales mercados de Londres, pinchando aquí.

Este año decidimos bajar en diciembre para ver el ambiente navideño, hacer una quedada con amigos allí, y además porque quería visitar Notting Hill, que en mis 4 visitas anteriores a Londres no lo había visto.


Cómo llegar: como vivimos en Glasgow en avión se tarda una hora, así que volamos el sábado a primera hora (a las 9:15 estábamos en Gatwick) y volvimos también desde Gatwick el domingo a las 20:30 de la noche.


Transporte al centro de Londres:dependiendo del aeropuerto al que voléis tendréis que utilizar un tipo de transporte. Desde Gatwick el más rápido, es coger el Gatwick express que te deja en Victoria Station. Como no sabíamos si volveríamos desde la misma estación sacamos solo billete de ida, aunque finalmente si que volvimos también en el Gatwick Express. Cada trayecto nos costó £26,8/2 personas, con descuento, porque tenemos la tarjeta Two Together que sacamos anualmente ya que viviendo en Reino Unido es muy interesante.

Moverse en Londres: lo mejor para moverse en Londres es el metro (el autobus también funciona con la misma tarjeta), para moverse en el metro tienes 2 opciones o comprar la Oyster Card alli (tiene un coste que luego te devuelven) e irla recargando, o la opción más interesante que han puedo recienmente, es que si tienes una tarjeta contacless de debito/credito, simplemente la pasas y el cobro va directamente a tu tarjeta, asi te ahorras colas y andar pendiente del saldo, sin duda fue la opción que usamos y fue una maravilla.

Alojamiento: nos quedamos en casa de una amiga que vive muy cerca de St. Pancras, aquí puedes consultar donde nos quedamos la vez anterior, que también estaba muy cerca de St. Pancras.

Día 1: Notting Hill- St. Paul- WinderWonderland – Oxford St. – Carnaby St.

Nada más llegar a Victoria Station, nos fuimos directos a Notting Hill para pasear por el barrio, ver las famosas casas de colores, ver el Mercado de Portobello y cómo no, ver losescenarios de la película de Julia Roberts y Hugh Grant.

La parada de metro es Notting Hill Gate, te deja al lado de Portobello Road, y desde ahí ya solo es recorrerla y perderte por las calles de alrededor.

Me encanto el barrio, la vez anterior me quede enamorada de Chelsea y ahora de Notting Hill!


Y por fin llegamos a la libreria donde se rodó la pelicula de Notting Hill (142 Portobello Road),  antes era una zapateria y ahora es una tienda de recuerdos, la libreria en la que se inspiraron para la la pelicula, está en Notting Hill también, pero unas calles después de esta, donde por supuesto también fuimos.


 Seguimos paseando y disfrutando de las calles y del mercado.


Y por fin llegamos a la libreria en la que se inspiró la pelicula, tiene un encanto especial!

 

Siguiente parada, la tienda de galleta Biscuiters, es una delicia entrar, aunque el precio de las galletas son un tanto prohibitivos.



Aquí ya nos juntamos con nuestros amigos Edu, Iñigo y Cinta y fuimos a la puerta de la casa en la que vivia Hugh Grant en la pelicula de Notting Hill.


 Después entre pizzas y crepes, nos encontramos con esta calle tan bonita!!!! 


Estuvimos desde las 11 aproximadamente hasta las 14 paseando y como no comprando y comiendo en los puestos de comida del mercadillo. Porque nuestra reserva real para comer era a las 16h (horario muy español).


Desde Notting Hill nos fuimos a St. Paul´s, donde dimos una vuelta alrededor de la catedral de St. Paul, creo que nunca había estado y la verdad es que me gustó mucho, no la visitamos por dentro porque no sabíamos si por algo en especial ese sábado no se visitaba.




De camino a comer en Burger & Lobster en la calle Bread St (al lado de la estación Bank) fuimos dando un paseo desde la Catedral de St Paul, con parada en un pub a tomar algo, porque con el frio que hacia no estaba el día para estar paseando horas y horas.

El pub que estuvimos se llama Ye Olde Watling y la calle me encantó, la típica calle inglesa y además estaba super bonita decorada tan navideña, y por supuesto no faltaron los Christmas Jumper!


A las 4 ya fuimos a Burger & Lobster a comernos nuestra langosta jaja el restaurante era precioso, y la langosta estaba muy rica, aunque como pegas, diré que deberían tener una especie de parrilla por mesa donde puedas volver a calentar la langosta porque se tarda en comer y se queda fría, eso y que en el restaurante hacia frio no sabemos si por lo grande de los techos, la calefacción o el frio polar que hacia fuera.


Por la tarde fuimos a casa de mi amiga a dejar las cosas, descansamos un rato y nos fuimos a Winter Wonderland,que cerraban a las 10, así que llegamos a tiempo para poder dar una vuelta, cenar etc. La entrada es gratuita.


La siguiente parada fue a Oxford Street, para ver los escaparates navideños, es que son maravillosos, de mis favoritos del de John Lewis con los monstruos que se movían!

 

Desde allí fuimos hacia Carnaby St para tomar algo, pasando por Regent St, que es otra de las calles más preciosas decoradas.




En Carnaby Street estaba un poco imposible tomar algo, porque casi todo tenía fiestas privadas, pero encontramos una vinoteca donde encontramos un hueco! Y por hoy esto fue todo!



Día 2: recorriendo el centro de Londres en Navidad

Nos levantamos temprano el domingo, y comprobamos que había estado y estaba nevando, no fue una nevada impresionante, pero si pudimos ver algunas calles cubiertas de nieve, no así la parte turística donde fue más agua nieve lo que cayó.




Desayunamos en la cafería Half Cup (100-102 Judd Street, London), café, chocolate caliente, tarta de zanahoria, magdalena de limón por 10, bastante barato para ser Londres y el sitio era chulísimo.




Desde allí nos fuimos a la zona del Big Ben, ya sabíamos que estaba en obras pero queríamos ver si había nieve, dimos una vuelta por los alrededores del Parlamento y Wesminster, St. James Park y nos fuimos andando a Buckingham Palace.




Seguimos hasta Waterloo Pl. y terminamos en Picadilly Circus.




Siguiente parada un café, porque empezó a nevar de nuevo y el frio era helador, y desde ahí fuimos a la tienda de Emmanems (creo que solo he estado en la de Nueva York) y luego a la tienda de Lego, donde a falta de Big Ben real tienen uno de Lego. Aquí ya nos juntamos también con nuestros amigos Vero y Michael.






Dimos una vuelta por el mercado navideño de Leicester Square y desde allí nos fuimos a las Seven Dials (nunca había estado en esa zona de Londres y me encantó).



Comimos en una de las calles de Seven Dials, en el restaurante árabe Souk Medina, la comida estaba buenísima, súper abundante y el precio genial también.






Cuando salimos, dimos una vuelta, pasando por China Town, terminando en Picadilly de nuevo, donde ya nos despedimos porque era hora de volver al aeropuerto.

 





Y este es el resumen de lo que podéis hacer un fin de semana en Londres, y más si es Navidad.

Mi resumen de este finde con amigos es este:





Leer artículo original
www.sinmiraranadie.com

Comentarios