sara roro

Fotógrafa Arquitecta Efímera

Inventario de armario

¿ Te levantas por las mañanas con un extraño dolor en tu brazo derecho, como si hubieras estado peleándote por las mantas toda la noche con algún ser imaginario? Tranquila, no es que James Sulley haya salido de tu armario en mitad de la noche; es que vives pegada a una maleta.

 Con el inicio del curso, mudanzas por trabajo, etc. tu vida se ciñe al constante traslado de tu bien más preciado, tu ropa, de un lado para otro. Los organizadores del ikea son ahora tus mejores amigos y la plancha casi ha dejado de existir para ti.

A todo esto añádele esa tremenda manía que tiene Amancio y su equipo de revolucionar las tendencias, que hace que en cuanto acabas de colocar todo lo que te has traído en tu nueva habitación aparezca la "New collection" y estés pasada de moda. 

Bien, después de estar atrapada en este círculo vicioso durante cinco años de mi vida he llegado a la conclusión de que lo mejor que puedo hacer, a parte de abrir mi App de banca electrónica y observar que prioriza el símbolo del menos que el del más, es un "inventario de armario"

La moda se sirve del pasado, mezcla elementos de diferentes épocas y lugares y los transforma en nuevas tendencias. Este registro de tus pertenencias no tiene porque ser una completa enciclopedia ordenada por orden alfábetico, simplemente una manera de ahorrar, tanto dinero como espacio. "Debes tener" (o lo que ahora se llama "must have") alguna americana negra olvidada, complementos que usaste solo una vez para ir a esa fiesta o esos jeans acampanados del instituto en algún rincón de tu cuarto. Pues es el momento de rescatarlos! Llamalo vintage para sentirte mejor, venga... Pero el caso, es que debes hacer memoria de todas las cosas que tienes y vas extraviando con los años, y si te tienes que despertar con ese dolor infernal también en el brazo izquierdo porque esta vez son dos maletas y no una las que cargas no te preocupes, al final tu bolsillo te lo va a agradecer.

 

Para las perezosas con el traslado de sus propiedades tienes una web llamada “packlink” que yo, para mi desgracia, descubrí hace poco. Es un comparador online de servicios de mensajería, introduces el tamaño de tu paquete o maleta y automáticamente calcula el precio hasta tu destino de entrega. Cómodo, rápido y un gran apoyo a ese inventario de armario del que os hablaba al principio. Lo recogen exactamente donde les digas y lo llevan a tu nueva morada al instante. Eso sí, el trabajo infernal de colocar y ordenar lo tienes que seguir haciendo tú… Asi que animo chicas!