Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

redaccion

Equipo de redacción de Madaísh. ¡Somos la voz de la moda!

Relaciones abusivas: reconócelas y evítalas

La idea de una pareja feliz es aquella que se complementa y apoya para dar lo mejor de sí mismos, encontrando en el contrario a la persona que te empuja a mejorar y a crecer juntos e individualmente. Para conseguir esta sintonía es necesario que se cumplan una serie de características dentro de la relación, tales como confianza, independencia y respeto. Sin embargo, existen personas que malinterpretan este vínculo e imponen expectativas irreales a su pareja, obligando a ciertas acciones y dando prioridad a su propia opinión. Esto hace que la otra persona se sienta impotente, incapaz e insegura, cuando la realidad es que el inseguro es el que abusa. ¿Sabes cómo reconocer a este tipo de personas?

Este tipo de gente es aquella que considera a su pareja una propiedad sin capacidad de elección, por lo que entienden que es suya y que debe moldearla a su gusto. Son fáciles de reconocer por su actitud y comportamiento, aunque muchas veces el amor nos ciega y nos impide darnos cuenta a tiempo. ¡No caigas! Para quitarnos la venda, es importante ser objetivos con nuestros sentimientos y valorar lo que esa persona nos hace sentir. Conceptos como la inconformidad ante cualquier cosa que hagamos, la falta de respeto, los celos o la ansiedad nos ayudarán a reconocerlo.

estilo de vida_relaciones abusivas psicología

¿Cómo combatirlo? No permitas que te impida quedar con tus amigos cuando te apetezca, que te diga lo que puedes o no ponerte o que imponga horarios a tu actividad. No dejes que menosprecie tu trabajo o tus decisiones ni que se crea en posesión de la verdad absoluta. Discutir es sano en condiciones maduras y responsables, sabiendo siempre comprender al otro y que existen dos caras de una misma moneda. ¡No hay que estar siempre de acuerdo en todo, pero si saber coexistir! 

Si te sientes así y no sabes cómo terminar con este tipo de relación, ¡enhorabuena! El primer paso es reconocerlo y tú ya lo has hecho. Apóyate en tus amigos y familiares y se un poco egoísta, es normal que no quieras herir a tu pareja pero debes mirar primero por ti y por tu salud, física y mental. No olvides que no hay nada de lo que no se pueda salir y que comenzar de nuevo es siempre posible. 

Comentarios