redaccion

Equipo de redacción de Madaísh. ¡Somos la voz de la moda!

Por qué ir de compras te hace bien

¡Es el [sustituir por vestido, bolso, jersey...] de mi vida! ¿Os habéis planteado qué hay de cierto en esta expresión? Debemos ser realistas. Nos movemos como pez en el agua en las tiendas de ropa. Tenemos ojo clínico para localizar las prendas que, por desgracia, suelen ser las más caras y nos encanta buscar y buscar aunque sólo sea por echar un vistazo. El ambiente, la música o los olores... Todo está genial pero nosotras vamos claramente a por la ropa. No nos engañemos. Es pasear por la calle o por nuestro centro comercial favorito y caer en la tentación de entrar a dar una vuelta y ver qué ha llegado nuevo. ¿Os suena esta historia? ¿Por qué lo hacemos? Porque nos encanta. Y el siguiente paso es que no es extraño que termine cayendo algo, aunque sea un collar, un foulard... ¿Por qué? Porque nos hace feliz. Sí. Así de claro. ¿Necesitamos todo lo que compramos? Siempre necesitamos algo. O eso nos decimos mientras pasamos la tarjeta. ¿Nunca os habéis preguntado por qué nos pasa eso? ¿O por qué los hombres no tienen esa necesidad? ¿Por qué necesitamos ir a la última aunque ello conlleve pedirle a tu abuela que te teja un jersey? Miranda KerrEstá comprobado: estrenar nos hace ilusión. Es una forma de mimarnos a nosotras mismas, de darnos un capricho. Quien entiende la moda como arte sabe que con ella expresamos quiénes somos y en muchas ocasiones cómo nos sentimos, ¿Tenemos que vestir con ropa de muchas temporadas atrás? No, gracias. Nos gusta la moda y disfrutamos con ella. A otros les gustan otras cosas, pero la realidad es que ir de compras nos hace sentir bien. ¿Cómo hay comprar para hacerlo bien? Es simple. Medita sobre lo que quieres comprar, busca las prendas de las que te has enamorado y hazlo. Eso sí, piensa si te lo puedes permitir. Un capricho de vez en cuando es un gran autorregalo, pero hay que ser cabales. No obstante, para todo hay que tener un equilibrio. Ese es el secreto. Sí, chicas, equilibrio. Todo en su cierta medida es positivo. Si antes de comprar has pensado y meditado sobre lo que vas a comprar, la felicidad de la compra será duradera y no instantánea. BlazerEnamórate de una blazer, de unos zapatos con doble suela o de un abrigo de estilo yeti. Cómprate una prenda. O dos. O tres… Reinvéntate, disfruta con ella y lúcela como sólo tú sabes. Necesitamos ilusión en nuestras vidas, vernos guapas, sentirnos deseadas y querernos mucho y si la ropa nos puede ayudar, ¿por qué no hacerlo? Disfruta la moda. ¡Ilusiónate!