redaccion

Equipo de redacción de Madaísh. ¡Somos la voz de la moda!

El Verano ya Llegó, ¡Belleza Solar para Cuidarte!

En verano la protección solar es muy importante. Pasamos más tiempo expuestas al sol. Los rayos son más intensos y durante más horas. Apenas hay filtro con las nubes y los reflejos del agua pueden causar daños a nuestra piel. Muchas creemos que con usar protección en la playa ya basta y eso es un gran error. ¡La piel sufre también en la ciudad y la montaña! Apúntate estos trucos de belleza solar. Hay que crear una rutina para cuidarte del sol, ¡sobre todo en verano! Los productos imprescindibles son: un protector solar para cuerpo, otro para rostro y otro para el cabello. Por qué sí, hay que cuidar el cabello del sol antes de cortarlo en septiembre. El factor de la protección varía en diferentes casos. Si tu piel es más resistente o menos, está más hidratada o no, tienes manchas, pecas o tu fototipo. Lo ideal es usar SPF de 30 como norma general. Y la reaplicación cada dos horas o tras el baño.  Para el rostro se deben de seguir los mismos consejos, incluso si utilizas una crema hidratante con SPF.  Esta crema solar de Korres en spray hará que sea mucho más cómoda la aplicación en el cuerpo. Para el rostro siempre serán en crema pero esta de Eve Lom es ligera y fácil de aplicar. Para los ojos también hay productos específicos, Shiseido se encarga de proteger cada milímetro de nuestro cuerpo. Korres Protector solar Eve Lom protección solar rostro Shiseido protección solar contorno ojos   El cabello se daña y se reseca con el sol. Lo ideal es conseguir mantenerlo lo más sano posible, incluida la raíz. Para evitar que se estropee puedes seguir unas pautas: no apretarlo cuando está mojado, sobre todo si es con cloro; aclararlo muy bien, utilizar mascarillas a menudo y no tintarlo o decolorarlo durante esta época. Existen protectores solares que te pueden ofrecer una ayuda extra. ¡El aceite de Decleor es un milagro! Decleor protección solar cabello Si lo que buscas es un bronceado, no tienes por qué poner en peligro tu piel. Los aceites y los autobronceadores sin sol son una gran ayuda. Son muy útiles cuando quieres igualar el tono o necesitas crear algo de contraste con tu look. Mucho más seguros que las sesiones de rayos UVA. Existen dos tipos, los autobronceadores al uso, como este en aceite de St. Tropez, que aporta directamente a la piel las vitaminas necesarias para que tome color. Si no tienes tiempo de pasarte un rato en el balcón, también puedes utilizar el autobronceador en gel de Shiseido. St. Tropez aceite autobronceador Shiseido Gel autobronceador Y para que todos nuestros cuidados den resultado, necesitarás un buen aftersun. Es un must en cuidado de la piel. La hidratación que aporta ayuda a que el color perdure y a que recuperes toda el agua perdida en las horas de exposición. Si la quemadura ha llegado inevitablemente, calma el dolor y evita la aparición de ampollas, acelerando la regeneración. Los aftersun líquidos como estos de Ultrasun son muy fáciles de aplicar y de efecto inmediato. Ultrasun aftersun   Imagen destacada|| Twitter