redaccion

Equipo de redacción de Madaísh. ¡Somos la voz de la moda!

El truco makeup más original de todos: ojos y mejillas del mismo color

Este año vas a descubrir una tendencia que te va a cambiar la vida. Olvídate de llevar en el bolso mil cosas. Con la sombra de ojos podrás tener el colorete. Y no es ninguna tontería. Te habrás dado cuenta que cada vez son más las marcas que combinan productos -labios y mejillas, cejas y pestañas- y es que debemos simplificar nuestro equipaje diario. No se trata de que uses un rojo sangre o un morado estilo vampiro y, por supuesto, nada de verdes ni de azules. Es un truco para utilizar con los tonos nude, naturales y sin brillos. El mejor ejemplo es con el color rosa. Una sombra rosita pálida y mate es perfecto para un look natural. Con el pincel del colorete aplica en las mejillas para darle forma para contornear la cara. Si tienes pómulos marcados, hazlo sobre el hueso hacia arriba y si, por el contrario, es más redonda, hazlo también de forma ascendente pero desde el centro de la mejilla. Después pinta el párpado superior con suaves toques como harías siempre. Hazlo sobretodo cerca del hueso para iluminar. Con colores más oscuros puedes hacerlo difuminando mucho el pigmento en las mejillas. Los nudes funcionan de forma magnífica para dar un toque natural en el momento que lo necesites.  La paleta de Rimmel London es una gran opción para llevar en el bolso. Otra opción es este rosa palo de Benefit. sombra de ojos   sombra de ojos Utiliza tus colores favoritos para sacarle partido al máximo. Si tienen brillo, aplícalo en las mejillas después de descargar mucho la brocha. Ya sabrás que la sombra de ojos se cae con facilidad, por lo que es buena opción si utilizas una prebase de ojos para el párpado y de cara para las mejillas. Otra opción es usar un pintalabios de un color parecido en la mejilla. Cuando extiendas el polvo se esparcirá por la zona cremosa y se quedará fijado. Un fantástico truco que te ahorrará espacio en el bolso y hará que vayas más rápido en tu día a día pero siempre perfecta. ¿Te atreves a probar?