redaccion

Equipo de redacción de Madaísh. ¡Somos la voz de la moda!

Cómo tener las manos suaves e hidratadas con Dawn x Beauty

En verano las manos se resecan por el calor y en invierno por el frío. Mantener unas manos suaves y en buen estado es una tarea constante (e interminable). Si además, por tu trabajo, tienes que lavarte las manos una y otra vez, necesitas cuidados especiales. Alba Badell tiene algunos sencillos remedios para recuperar su suavidad en tiempo récord y olvidar las heriditas, la piel seca y las cutículas destrozadas. El ingrediente imprescindible es la crema de manos. Llévala siempre contigo en tu bolso (aunque, avisamos, no es todo lo que vas a necesitar). La de Kiehl’s viene en un bote súper práctico. Es muy hidratante y perfecta para todo tipo de pieles. crema de manos kiehls Para evitar lavar tus manos constantemente  puedes utilizar un jabón refrescante. En verano, cuando sentimos calor en las manos o se nos hinchan, vamos directas a mojarlas. Esto es un error si queremos que se mantengan suaves. Un jabón refrescante siempre a mano es una gran idea. El de Cowshed, además de un bonito diseño es ideal para tener la piel fresca sin estropearla. gel refrescante Si se te reseca mucho la piel de las manos, necesitas un tratamiento intensivo. Alba da un gran consejo: vaselina. Esa gran olvidada en nuestros bolsos desde principios del 2000. Si tus manos están muy estropeadas puedes optar por llenarlas de vaselina y ponerte unos guantes durante unos minutos. Vas a notar una hidratación casi instantánea y una reparación total. Las cutículas son otra parte que se estropea con el agua. Usar un producto específico para hidratarlas y protegerlas es fundamental si queremos tener unas manos bonitas.  Tan importante como exfoliarlas (el último consejo para cuidar las manos que nos propone Dawn x Beauty). Puedes crear tu propio exfoliante en casa con sal y aceite o hacerte con el jabón exfoliante de Kiehl’s. exfoliante jabon kiehls Sigue estas recomendaciones para mantener tus manos perfectas día tras día. Tu cara, el cuerpo y los pies son importantes pero no te olvides de tus manos. Imagen destacada || Pexels