raquelcastrejon ruano

Periodista apasionada de la Moda y la Belleza

¿Quién dijo que fuera fácil parecer una princesa?

En los últimos tiempos, diseñadores, agencias de modelos y sector de la moda y la belleza en general, se rinden ante físicos extraños, alienados, andróginos o naturales. Se lleva ser diferente o ser uno mismo, es decir, no tener complejos. De hecho hace poco tiempo hubo una campaña en Instagram en el que una famosa agencia de modelos a través del hashtag #iamnoangel buscaban gente normal para representarles. Esto podría significar un cambio de miras en el sector. Sin embargo, cada vez más la sociedad hace por seguir unos cánones o tendencias marcadas por las celebrities o las trendsetters. Además las revistas y medios de comunicación nos bombardean con términos como: tallas XXL, mujeres ‘’gordibuenas’’, batidos antiox, etc. La sociedad se ha rendido ante el fenómeno Moda. Centrándonos en la industria de la Belleza y la cosmética, si tuviéramos que marcar un ranking de los países más influenciados en este aspecto, podríamos poner en la cúspide de la pirámide, sin prácticamente margen de error, a los países asiáticos como son Japón y Corea. Cabe destacar la obsesión de las mujeres asiáticas por conseguir un aspecto occidental. Para esto, la industria cosmética crea productos imposibles, como sacados de una película de miedo, dignos de exhibirse en un museo por su rareza. A continuación algunos ejemplos que lo ilustran rápidamente: boca
  • Este artilugio promete que con solo utilizarlo tres minutos diarios evitaras el descolgamiento de los músculos de la cara y además adelgazaras el rostro. No sé si dará resultados ,pero hacerse un selfie de esta guisa, los likes y seguidores en redes sociales están asegurados.
 
  • Continuamos, turno de la nariz. ¿Que ésta no te gusta y no eres fan de la cirugía?, los japoneses tienen la solución: ‘’el garrote de narices’’.
tecnologiablog_enderezador Es un aparato que corrige la nariz a base de presión. Pero si éste no te sirve puedes probar con el siguiente. alisador de nariz
  • Se introduce en los orificios nasales sujetándolo con las pinzas, empujando de este modo los contornos y huesos de la nariz.
Y si creías haberlo visto todo, también hay autensilios para las patas de gallo.
  • Son unas gafas antiarrugas que harán que con cinco minutos diarios tus ojos luzcan más jóvenes y frescos.
patas de gallo Parece mentira, pero todas estas herramientas son utilizadas por personas para mejorar su aspecto físico. Si éstos te sonaron a chino (valga la redundancia) y te dejaron con la boca abierta de lo que es capaz la gente de llegar a hacer, más raras te parecerán las siguientes cirugías llevadas a extremos y que no buscan la belleza, sino más bien pretenden transformar el cuerpo y diferenciarse. Entre ellas: implantes de cuernos, lengua bífida, orejas de elfo (dar forma de punta a la oreja), hoyuelos en las mejillas, cirugías para cambiar el color de los ojos, entre otras. [caption id="attachment_32827" align="aligncenter" width="716"]Cirugias extremas Cirugias extremas[/caption] Todos estos ejemplos, llevan a plantearse muchas preguntas, lo que podría dar lugar a un controvertido debate. Porque desde luego son cada vez más las personas que recurren a la cirugía y a la cosmética para verse aceptados socialmente, profesionalmente y a sí mismos. Podría considerarse el inicio de ésta controversia la siguiente pregunta: ¿Es la industria de la Moda y la Belleza la causante de que la gente llegue a operarse para adquirir un aspecto específico, a obsesionarse por ciertos defectos o incluso a comprar productos imposibles? Desde luego, como dije al principio, la moda está cambiando su visión de cánones, de medidas, de su búsqueda de físicos, pero ¿es esto otra forma de marketing más? La polémica está servida.