Prepyus

Journalist. Master in Corporate Communication. "One is not completely dressed unless one wears a smile". Redactora de contenidos en Madaísh.

Serum de oxígeno para una piel sin luminosidad

 Casi sin previo aviso, ha llegado el invierno y, con él, el frío, por lo que debemos ser más meticulosas en el cuidado de nuestra piel en el día a día. Si, además, a las bajas temperaturas le sumamos el estrés de la jornada laboral, la contaminación, la falta de sueño por culpa de los madrugones,  y el hecho de ir maquilladas desde primera hora de la mañana, nuestra piel se resiente… y mucho. Por supuesto, no llevar una dieta equilibrada, no beber al menos 2 litros de agua al día, fumar o consumir alcohol son factores que influyen también muy negativamente en el cutis.

Todo ello hace que nuestro rostro luzca apagado, como sin brillo ni luminosidad. Hay que reconocer que, a lo largo de nuestra vida, todas las mujeres hemos probado múltiples cosméticos, cremas y trucos de belleza que no siempre se han mostrado efectivos e, incluso a veces, han resultado perjudiciales. En este post os voy a hablar de un serum que he probado recientemente y con el que estoy bastante contenta en cuanto a resultados.

Se llama Pure Oxigen Serum y es un frasquito de gel de 30 ml. Se trata de un concentrado de oxígeno y principios activos revitalizantes y antiestrés, con extractos de wakamé y bambú, proteoglicanos y ceramidas, que lo que hacen es devolver a tu  cutis un aspecto más espléndido y joven. Ideal como respuesta inmediata a las pieles más desvitalizadas. Su precio es de 24’50 € y se puede pedir por Internet a través de la web PFC Cosmetics.

Está indicado para todo tipo de pieles y, en el modo de empleo, pone aplicar por la mañana sobre la piel limpia y seca hasta su total absorción. Lo cierto es que, al no tener protector solar, yo personalmente prefiero usarlo de noche, justo antes de irme a dormir y después de haberme realizado una ligera exfoliación con un cepillo facial, aplicándomelo con pequeños masajes circulares con los dedos para así ayudar también a activar la circulación y relajar el rostro después de todo el día. Es súper importante que no os echéis más producto de la cuenta. Yo me echo exactamente tres “gotitas”, una en la frente y otra en cada mejilla. ¿Cuándo se empiezan a notar los primeros resultados? A partir de la primera semana, levantándote con la piel más jugosa y menos cansada.