Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Prepyus

Redactora y blogger en Madaísh. Journalist. Master in Corporate Communication. Fashion Consultant. "One is not completely dressed unless one wears a smile".

Ser o no ser feminista, según Prepyus

La gente que está en contra del feminismo en la actualidad es, o porque no ha entendido el concepto, o porque su mente retrógrada no le deja avanzar más allá del siglo XXI. ¿Cómo se puede estar en contra de algo que sólo hace bien a todo el mundo y, por el contrario, no perjudica a nadie? Sin embargo, hoy no vengo a hablaros de los retrógrados, sino más bien de la crítica hacia las ultra feministas, que tan flaco favor nos están haciendo a todas aquellas mujeres que sí abanderamos el movimiento con honor y dignidad. Pero, ¿qué quiero decir cuando menciono este término?

Cuando hablo de ultra feminismo, me refiero a esa nueva tendencia (tan, parece ser, de moda en la actualidad), que está intentando obligar a las mujeres a no tener hijos ni casarse, así como tampoco a vestirse bajo lo que ellas denominan con el concepto de “derecha rancia”, a lo que yo prefiero referirme como “señoritas”. Porque, parece ser que ahora, si te casas, tienes bebés y te vistes con algo de decoro, ya no puedes defender los derechos de las mujeres con la misma fuerza y credibilidad. Pero, ¡mujeres mías! El feminismo no va de eso…

Es verdad que yo siempre he afirmado que jamás en mi vida me iba a casar con alguien (de hecho, esa era mi opinión hasta hace tan sólo unos meses. ¡Y mírame ahora!). Sin embargo, después me he ido dando cuenta de que eso no tiene nada que ver con mi libertad como persona. Es más, pensar que casarte te va a hacer menos libre, es un pensamiento claramente machista, porque las personas no nos pertenecemos y cuando crees que, por contraer matrimonio, se van a acabar tus derechos y vas a pasar a ser propiedad de alguien, realmente es que no has entendido nada del movimiento (tomen nota, ultra feministas).

Llegados a este punto, sí me gustaría aclarar que, al igual que no estoy nada de acuerdo con las ultra feministas, tampoco lo hago con todas aquellas mujeres que se lanzan a buscar marido a la desesperada, poniendo mucho más empeño que hasta en la tarea de encontrar trabajo, y pensando que, si no lo consiguen, jamás podrán reafirmarse como mujeres, a menos de que se suban en el altar con el primer maromo que las aguante. ¡Oigan, no! Amar significa, aun no necesitando a esa persona, elegirla cada día. Porque amar no es sentir dependencia por alguien o querer convertirlo en el único aire que entra en tus pulmones. Pero querer pasar toda vida con una persona tampoco te hace menos independiente. Creo que no son justos los extremos y que el término exacto de justicia se encuentra, precisamente, en la libertad que nos ha sido otorgada como mujeres y, más generalmente, como seres humanos. Aprovechemos este don que se nos ha dado.

Pero claro, siempre ha quedado muy bien que un hombre quiera casarse, como prueba irrefutable de su amor eterno (¡oh, es tan romántico y encantador!), mientras que para una mujer era un camino obligatorio, debido fundamentalmente a su condición de género (¿con 30 y aún soltera?) Puede que por ese motivo (y es entendible hasta cierto punto) lo que ahora está de moda sea no casarse. Y oye, yo era la primera que no quería. Pero, analizándolo fríamente, eso no tiene nada que ver con el feminismo. De hecho, no se es menos mujer por ser ama de casa, o contraer matrimonio, e incluso por decidir tener hijos y perpetuar la especie. No. Así como tampoco se es más feminista e independiente por decidir quedarte soltera. Es tan solo una elección que hemos tomado en el camino de la felicidad, que es el único que tiene que ocuparnos.

Y yo me pregunto: ¿eres menos feminista por elegir, libremente, ser feliz, aunque esto se traduzca por laborar en las tareas del hogar?

¿Quieres saber cómo acaba? Descubre éste y otros muchos contenidos exclusivos únicamente para las fashionistas de Madaísh.
¡Somos ya más de 300.000! ¿Te vas a quedar fuera?
Un click y ¡estás dentro!

Entra con tus redes sociales

O puedes registrarte con tu email:

¿Ya tienes cuenta? Haz login

Comentarios