Prepyus

Journalist. Master in Corporate Communication. "One is not completely dressed unless one wears a smile". Redactora de contenidos en Madaísh.

Frutos secos que embellecen

Dicen que somos lo que comemos, y esto es realmente cierto. Nuestra salud, nuestro bienestar -tanto físico como mental- depende, en gran medida, de los alimentos que ingerimos y la dieta que llevamos a cabo en nuestro día a día. Pero no siempre realizamos una buena alimentación y tomamos lo que deberíamos.

En este post quiero hablarlos de la importancia de comer frutos secos. Y es que poseen múltiples propiedades, más de las que somos conscientes. Para empezar, son ideales para mantener una piel radiante. Esto es debido a que tienen un alto contenido en antioxidantes y vitamina E, combatiendo los radicales libres responsables de apagar la luminosidad en el rostro, y grasas monoinsaturadas, que fortalecen el corazón. Sin embargo, aunque todos son beneficiosos, os recomiendo especialmente dos: las nueces y las almendras.

Las nueces, ricas en Omega-3, nos ayudan a mejorar la hidratación de la piel, así como protegerla de las inclemencias del tiempo que hace que, a veces, se nos irrite la dermis. ¡Ideales para tomar en esta época del año! Además, ayudan a fortalecer la memoria. ¿Estás de exámenes? Ponte unas cuantas en un cuenco mientras estudias.

Por otro lado, las almendras contienen altas dosis de calcio. Los expertos dicen que es muy bueno consumir diez al día, pues esa es la cantidad ideal para reforzar huesos y dientes. Yo me las tomo por la noche, antes de irme a dormir, y lo cierto es que, desde que lo hago, he notado mejoras en mi cabello (ya no se me cae tanto como antes), en las uñas (crecen más fuertes) y en la piel de la cara.

Frutos secos con semillas

Desde luego, los frutos secos son nuestros grandes aliados en la alimentación,  favoreciendo al buen funcionamiento metabólico del cuerpo.  Además, otro factor positivo que tienen es que, debido a su versatilidad, se pueden incluir en una gran cantidad de platos. A mí gusta echármelos en ensaladas y postres (como el yougourt o con chocolate), pues tomármelos solos, como su propio nombre indica, me resulta una textura demasiado seca al paladar. Del mismo modo, puedes añadir, como un ingrediente más que los acompañe, las semillas.

Las semillas también poseen diversas propiedades, muy similares a las de los frutos secos. Ricas en Omega-3, como las semillas de chía, ayudan a favorecer una apariencia más joven, previniendo las arrugas y combatiendo el acné. Por su parte, las de lino son ricas en vitaminas A, E y B, lo que ayuda a mantener una piel radiante.

Lo que está claro es que no sólo debemos preocuparnos por aplicarnos unos buenos productos cosméticos que nos ayuden a manteneros más bellas y jóvenes. La alimentación es clave en este proceso: cuídate por dentro, y se reflejará por fuera.

 

IMÁGENES

PRINCIPAL

FOTO 1 | ENSALADA CON NUECES

FOTO 2 | CHOCOLATE CON ALMENDRAS

FOTO 3 | FRUTOS SECOS CON SEMILLAS