Prepyus

Journalist. Master in Corporate Communication. "One is not completely dressed unless one wears a smile". Redactora de contenidos en Madaísh.

El baking, el nuevo contouring

Es trending topic en Instagram, la red social de moda. El “baking”, que más lo relacionamos con magdalenas y cupcakes, ha llegado como una nueva versión del “contouring”.  Pero la técnica, aunque así lo parezca de primeras, no consiste precisamente en hornear el maquillaje, sino en aplicar nuestro make-up y dejarlo secar con el calor natural de nuestra piel durante, aproximadamente, unos 10 minutos. Lo que está claro es que no podemos dejar pasar un día sin mirar nuestras redes sociales, o nos perderemos las tendencias que circulan por la red.

Su principal embajadora no podía ser otra: Kim Kardashian. Y el objetivo lo que persigue es conseguir una piel libre de imperfecciones y arrugas. ¿Cómo? Dejando secar durante unos minutos el corrector en la cara, en vez de aplicarlo de forma rápida con los dedos como, -¡admitámoslo!- solemos hacer todas por las mañanas.

Hay que decir que, como en todas las tendencias, surgen partidarios y detractores. Sin duda, su principal aliado ha sido Instagram, donde muchísimas seguidoras han puesto en práctica la destreza. Pero también nos encontramos con maquilladores profesionales que opinan que, precisamente, los avances en el mundo de la cosmética han conseguido productos que se funden directamente con la piel, con lo que no es necesario dejarlos actuar, ¡y mucho menos durante más de diez minutos!

Las que lo han probado aseguran, por su parte, que esta técnica es excelente para lucir una piel perfecta por un tiempo más prolongado, ideal para asistir a fiestas o eventos donde vas a ser altamente fotografiada. Pero, ¿en qué cosiste exactamente?

Para llevarlo a cabo, necesitarás varios productos básicos: una brocha para el rostro con cerdas suaves, una esponja para aplicar los polvos, tu BB Cream, corrector líquido para ojeras, polvos sueltos traslúcidos, y polvos de un color similar al de tu piel.

Ahora, ¿qué pasos debo seguir?

1.- Aplica tu BB Cream, como haces habitualmente, por toda la piel de la cara, tapando todas aquellas imperfecciones que puedas tener (como ojeras, granitos o rojeces).

2.- Aplica un corrector cremoso debajo de las ojeras.

3.- Coge la esponja, humedécela (no demasiado) y aplica los polvos traslúcidos con generosidad en ojeras, frente, mentón y laterales de la mandíbula. Déjalos durante unos 10 minutos, hasta que se haya absorbido bien.

4.- Cuando hayan pasado los diez minutos, coge la brocha y aplícate los polvos de tu mismo tono de piel. Difumínalo todo suavemente.

¿Para quién está destinada esta técnica?

Para prácticamente todos los tipos de piel ya que, al utilizar los polvos como producto principal, no pasa nada si tienes un cutis graso propenso al acné. Tampoco es una técnica que vaya destinada a una edad concreta, pueden llevarla a cabo mujeres de todas las edades, aunque las que más la usan son aquellas que están entrando en la treintena, precisamente porque el acabado les da un aspecto más rejuvenecedor.

 

IMÁGENES

PRINCIPAL | BAKING KIM KARDASHIAN |DIBUJO BAKING | TÉCNICA DEL BAKING | RESULTADO BAKING