Prepyus

Journalist. Master in Corporate Communication. "One is not completely dressed unless one wears a smile". Redactora de contenidos en Madaísh.

Descubre la carboxiterapia

La carboxiterapia es un procedimiento no quirúrgico que consiste en administrar dióxido de carbono de forma intradérmica a través de unas inyecciones estériles en las que se va controlando el flujo de gas administrado. Su origen se remonta a los años 50’ en Francia (aunque hay quien dice que data ya desde finales de los 20’ y principios de los 30’), donde un grupo de cardiólogos se encontraban desarrollando tratamientos médicos referentes a problemas de mala circulación y cicatrización de heridas.

¿Para qué es usada en la actualidad?

Generalmente para combatir la celulitis o el exceso de grasa en el cuerpo, así como el envejecimiento facial, las varices, e incluso para reducir cicatrices y estrías. De hecho, se utiliza mucho como tratamiento postoperatorio tras una liposucción.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Depende de la zona a tratar y el objetivo fijado, aunque, generalmente, oscilan entre las 16-20 sesiones, con una duración de unos quince minutos por área. Los primeros resultados se suelen apreciar a partir de la quinta sesión y, a partir de la décima, son bastante visibles. El tratamiento se realiza entre una y dos veces por semana.

¿Cuáles son sus principales beneficios?

-La primera ventaja de todas es que favorece la producción de antioxidantes en nuestros tejidos.

-Si se combina la carboxiterapia con ejercicio físico, los resultados del tratamiento se potencian.

-La carboxiterapia induce lipólisis a nivel de tejido graso subcutáneo, lo que en términos más coloquiales quiere decir que tiene el mismo efecto que el ejercicio.

-Se puede tratar tanto líneas de expresión como ojeras, fotoenvejecimiento facial y de manos, estrías, etc.

-Es un tratamiento que pueden realizar tanto mujeres como hombres.

-Se puede realizar durante todo el año y sus efectos son graduales y discretos.

 EN RESUMEN: tras varias sesiones, serán visibles tejidos más firmes, menor cantidad de células de grasa, sanación de heridas, rejuvenecimiento de la zona, aumento de la micro circulación, reducción de la celulitis, estrías y cicatrices atenuadas, etc.

¿Para qué personas está destinada?

Aunque, de primeras, es un tratamiento destinado para cualquier persona, no están incluidas aquellas que no gocen de buena salud. Así, están excluidos de poder realizarlo todos aquellos individuos que presenten insuficiencia hepática, respiratoria, renal, cardiaca, diabetes, cáncer, epilepsia, trastornos de la circulación, etc. Tampoco para aquellas que presenten síntomas de resfriado como fiebre o tos. Del mismo modo, tampoco está destinado para mujeres embarazadas, en periodo de lactancia o mientras tengan su ciclo menstrual. Para cualquier otra indicación, consulta antes con tu especialista.

 

IMÁGENES

PRINCIPAL | CARBOXITERAPIA CELULITIS | EFECTOS DE LA CARBOXITERAPIA | RESULTADOS CARBOXITERAPIA