Prepyus

Journalist. Master in Corporate Communication. "One is not completely dressed unless one wears a smile". Redactora de contenidos en Madaísh.

Del James Dean a los work jeans

El vaquero, comúnmente apodado como “vaqueros azules”, fue inventado por Jacob Davis en 1871 y patentado por éste, junto con Levi Strauss, dos años después. Sin embargo, sus orígenes se remontan a mucho tiempo antes, allá por siglos XVI y XVII, con aquellos pantalones marineros de Genoa, en Italia, y aquel algodón de color añil que era traído desde la francesa Nimes (de Nimes, de ahí su nombre denim). Inicialmente fueron destinados como vestimenta de trabajo por la mano de obra y, ya en el siglo XX, gracias a famosas estrellas de cine como el actor James Dean en “Rebelde sin causa” (1955), pasaron a representar a una juventud contestataria.

Es así como el vaquero -tejano, pantalón denim, o jean- se hizo realmente popular en la década de 1950, especialmente entre los adolescentes y, más concretamente, entre los miembros de los que se hacían llamar los greasers. Los años siguientes fue una prenda adoptada primero por la subcultura hippie (1960), y posteriormente por los grupos de punk rock (1970) y heavy metal (1980). Desde luego, nunca a un pantalón se le habían designado tantos usos, tan dispares, y había sido capaz de reunir a tantas generaciones de todos los lugares del mundo.

 La reinvención de la prenda en el siglo XXI ha consistido, precisamente, en la recreación del mismo en todo tipo de colores y formas, manteniendo siempre la textura e incluso combinándolo con otras en un intento de patchwork, convirtiéndolo en un básico de armario tanto para un look de día como para otro de noche. ¿Quién no tiene a día de hoy, mínimo, unos vaqueros entre su resto de pantalones? Aunque, sin duda, el modelo que más me gusta a mí personalmente es el que forman los work jeans. Ideales para ir a trabajar, resultan un aliado infalible de la clásica camisa blanca y blazer negra o trench en camel a primera hora de la mañana, pasando por unos stilettos con clutch y collar joya en un horario más de afterwork.

 En cierto modo, y paradójicamente, se habría recuperado en nuestros tiempos su destino inicial para esa clase trabajadora del siglo XIX (del James Dean a los, de nuevo, work jeans), pero sin duda mucho más modernos y femeninos. Hasta Steve Jobs los convirtió en un clásico de todas sus apariciones. Porque el denim ya no es sólo “ropa de faena”, ni siquiera un icono de una juventud rebelde… es símbolo de poder y acompaña perfectamente a la imagen de una persona de éxito, seria y profesional, tanto en hombres como en mujeres. Perfecto como uniforme de oficina.

 Decía Yves Saint Laurent: “he dicho muchas veces que desearía haber inventado yo los pantalones vaqueros: la prenda más espectacular, la más práctica, la más relajada y desenfadada. Los vaqueros poseen expresión, modestia, sex-appeal, sencillez”.

Y no le faltaba razón.

 

IMÁGENES:

-PRINCIPAL | OLIVIA PALERMO

-FOTO TEXTO 1 | JAMES DEAN

-FOTO TEXTO 2 | RACHEL BILSON

-FOTO TEXTO 3 | LOOK TRENCH

-FOTO TEXTO 4 | CLARA LAGO