Prepyus

Journalist. Master in Corporate Communication. "One is not completely dressed unless one wears a smile". Redactora de contenidos en Madaísh.

Abrigo XX...XL

Las frioleras están de suerte: llega de nuevo el rey del invierno, el abrigo oversize. Si ya veíamos en los últimos años la importancia de llevar un buen abrigo extra large, este invierno viene pisando con más fuerza que nunca y ya no nos podremos conformar con solamente uno XXL, sino con uno XXXL… ¡hasta los pies! Y es que nos gustan los extremos.

El año pasado, lo veíamos en pasarela en diferentes longitudes: a media altura de los gemelos en un clásico Dior, o largos hasta los tobillos de forma más arriesgada en Michael Kors o Alberta Ferretti. Y también en diferentes estilos: ajustados a la cintura, tipo capa, en lana o en pelo… Pero siempre con la existencia de un factor común: el corte masculino. Las grandes firmas vuelven otra vez tendencia ese mítico abrigo de Max Mara de los años 80’.

Este año el extra large se reinventa en un intento de eterno infinito. Largo, muy largo, hasta los pies, el oversize cubre por completo toda la silueta. Sin embargo, como todas aquellas prendas arriesgadas, no siempre son aptas para todo el mundo. Si decides seguir esta tendencia, ten cuidado, pues, si no eres demasiado alta y delgada, puede hacerte parecer más baja de lo que realmente eres. Si es este tu caso, no te preocupes, siempre puedes combinarlo con unos buenos tacones, ya sean en forma de botines, botas o salones, consiguiendo así el equilibrio perfecto resultante de mezclar un abrigo masculino con el toque femenino de unas buenas plataformas.

Si, por otro lado, tienes los hombros demasiado anchos, corres el riesgo de que se cree lo que en moda llamamos el efecto “triángulo invertido”. Para solventarlo,  elige aquellos que no lleven solapas en la parte del cuello o, en caso de llevarlas, que sean estrechas y de picos hacia arriba.

¿Mi consejo a la hora de comprarte uno? Elige aquellos que sean en tonos neutros como el negro, el gris, el blanco y mi –por qué no- adorado camel. Al aumentar ópticamente la figura, es mejor escogerlo en este tipo de tonalidades. Además, queda perfecto combinado con falda lápiz o skinny jeans y stilettos. Si tienes la suerte de ser alta y delgada, puedes optar también por un look más deportivo en plano. La clave, sin duda, está en llevar por dentro prendas neutras y ajustadas o no demasiado amplias.

 

 

IMÁGENES

PRINCIPAL

FOTO 1

FOTO 2

FOTO 3