Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Prepyus

Redactora y blogger en Madaísh. Journalist. Master in Corporate Communication. Fashion Consultant. "One is not completely dressed unless one wears a smile".

5 propósitos saludables para una vida feliz

Con la llegada del Año Nuevo, llegan también las innumerables listas de propósitos que, año tras año, se repiten: hacer ejercicio, dejar de fumar, aprender un idioma, sacarme el carnet de conducir… ¿Cuántos de ellos cumplimos? En realidad, es más fácil marcarse micro objetivos, organizados y cuantificables, no tan a largo plazo pues, de lo contrario, verás la meta demasiado lejana y te entrará la desidia. Además, si te los escribes en forma de horario –sí, sí, como cuando ibas al colegio- serán mucho más fáciles de realizar. ¿Qué voy a hacer esta semana? Una buena idea es, como digo, planificarse un horario, no solo con el tiempo dedicado a tu vida laboral, también a tus comidas (solemos saltarnos el desayuno), a leer, a hacer ejercicio, a estudiar un idioma, realizar algún hobby,  y –por qué no- también a tu tiempo libre (no todo tiene que estar detallado, es importante también dedicar parte de tu día a actividades de ocio que no tengas programadas). En definitiva, marcarte propósitos saludables para conseguir una vida feliz. ¿No es esa la razón por la que venimos al mundo? Y es que, las personas que llevan a cabo una vida saludable son más felices y positivas y esto, a la larga, es sinónimo de éxito.

1. MOTÍVATE

¿Por dónde empezar? Lo primero de todo, es que busques todos los días un factor que te motive a levantarte, por pequeño que sea, y especialmente aquellos días que sabes que vas a tener una dura jornada. Llevar una vida saludable no sólo requiere alimentarse bien y practicar deporte, también mantener la mente rodeada de pensamientos positivos y procurarse sensaciones de bienestar. Por ejemplo: “mañana tengo una reunión muy importante, pero por la tarde voy a hacer un curso de cocina”; o “ayer me compré una nueva fragancia, cuando me levante la estreno”; o también “he descubierto un nuevo estilismo que me queda de maravilla, mañana salgo con él a la calle y voy a ser el centro de todas las miradas”. Parece una tontería, pero tener todos los días algo que te haga mínimamente feliz es realmente efectivo: llamar a una vieja amiga, empezar a cartearte con alguien, mimarte con algún nuevo producto de belleza, apuntarte a un curso de algo que te apasione, leer un nuevo libro, escuchar música, estrenar una prenda… ¡Es tan fácil buscar un pequeño detalle que nos saque una sonrisa! Y si, por lo que sea, tienes un día gris, siempre puedes escribir una frase positiva y pegártela en un lugar visible (como el espejo del baño o la puerta de tu armario).

2. POWER WALKING

Por supuesto, en el horario que te tienes que planificar, tienes que buscar diariamente tiempo para realizar algo de ejercicio. Basta con 30 minutos caminando a paso ligero. Sus beneficios son indudables. Y es que diversos estudios han demostrado que caminar reduce el riesgo de enfermedades crónicas, la ansiedad y, además, mejora tu humor. Lo ideal es hacerlo a primera hora de la mañana (antes de ir al trabajo) o última de la tarde (antes de retirarte a casa a cenar).

3. ENTRÉGATE A MORFEO

En tu horario tiene que haber hueco para dormir. Basta con 8 horas diarias. Así, si te levantas a las 7 para ir a trabajar, planifícate para acostarte a las 23 horas, y no más tarde. Mejorará tu energía mental y física.

4. HIDRÁTATE

El agua constituye dos tercios del peso del cuerpo y cumple un sinfín de funciones. Por eso mismo, trata de tener siempre una botellita a mano y darle pequeños sorbitos de vez en cuando. 2 litros al día. Te sentirás con más vitalidad y energía y tu cuerpo mejorará en agudeza mental. Puedes incluir también entre medias la ingesta de zumos o batidos de frutas. No sólo son súper sanos y están riquísimos, sino que además te harán sentir como una auténtica fashionista.

5. COME BIEN

Come bien, sano y de forma organizada (más o menos a las mismas horas). Saltarse el desayuno no es una opción, pues esta es la comida más importante del día. Dedícale su tiempo. Lo ideal sería realizar desayunos y meriendas detox (si buscas en Internet hay opciones sanísimas, riquísimas y fáciles de preparar), meter algo de proteína y fibra en la comida (como pollo a la plancha con arroz) y preparar cenas ligeras ricas en vegetales (ensaladas con semillas y frutos secos).

De este modo, tu horario semanal debería incluir:

-Tu jornada laboral.

-Tiempo para realizar tus comidas saludables (recuerda la especial relevancia en el desayuno).

-Tiempo para dormir tus 8 horas diarias.

-Tiempo para realizar, al menos, media hora de ejercicio diario.

-Tiempo para realizar tus hobbies: bailar, leer, escuchar música, salir a tomar algo con los amigos, etc.

-Tiempo libre.

Planifícate y cuadra tu horario según tus necesidades. Verlo escrito semanalmente hará que contraigas subconscientemente la obligación de llevarlo a cabo. Y todo ello buscando siempre el día de antes un factor clave de motivación. Tendrás ganas de que llegue el día siguiente y no te costarán tanto los madrugones. ¡Vida saludable, vida feliz!

 

IMÁGENES

PRINCIPAL | VIDA SANA | MOTIVACIÓN | POWER WALKING | SUEÑO | ZUMOS DE FRUTAS | SÁNDWICHES DETOX

 

 

 

Comentarios