Pepa López

Responsable de Comunicación y RRPP en Madaísh. Adoro los aguacates, porque no soy un monstruo. (-Abuelo Drac, Hotel Transilvania).

¡Las uñas más divertidas esta Navidad!

Si tu espíritu navideño está ya por las nubes, este es tu tutorial. A algunas no nos basta con los jerséis de renos, el árbol de Navidad y las luces de la ciudad, necesitamos llevar las fiestas un paso más allá: nuestras uñas. ¿Tienes pulso, paciencia y mucho arte? Atrévete con un nail art muy navideño y colorido, ¡puedes usar el mismo diseño para todas las uñas o un dibujo por cada una! ¿Llevas la Navidad hasta en las uñas? Entonces ve el vídeo y aprovecha para hacerte la manicura. ¡Ah! Y si no tienes ni pulso ni paciencia, siempre puedes ir a un salón de manicura a que te las hagan, ¡no hay excusa!

El primero y más sencillo de todos es el árbol de Navidad: basta con un triángulo verde y un punto o pegatina amarillos. Un poquito de purpurina y ya tienes tu primera uña, ¡easy piece! En el segundo diseño solo necesitarás unas líneas en verde y rojo para recrear un bastoncillo de peppermint. Como ves, vamos aumentando la dificultad poco a poco. ¡Vamos a por el tercer diseño! El muérdago es la planta más navideña, por lo que no podría faltar en tu manicura. ¡Truco! Juega a unir los puntos para conseguir que las hojas queden realistas. Ah, y si no tienes pegatinas utiliza un pintauñas rojo para crear los frutos. En el cuarto dibujo vas a necesitar de toda tu maña, ¡incluye un degradado! A mí me resultan imposibles de conseguir, por lo que puedes sustituirlo por una base mate en azul cielo. Sin embargo, si te lanzas con los dos colores, ten cuidado al limpiarlo todo. La quinta de las uñas es preferible que sea la del dedo gordo, pues este diseño es más detallado y será más fácil de hacer en una uña ancha. ¡Papá Noel no podía faltar! ¿Cómo va tu manicura hasta ahora?

Seguimos con la otra mano, ¡esta es la parte complicada! Comenzaremos con una campana dorada, ¡todos tenemos una colgando del árbol! Utiliza un palillo de dientes para las líneas más finas. La segunda uña va a ser sencilla, para hacer un descanso. ¡Bienvenido árbol de Navidad! Verde y puntos de colores, eso es todo. Otro sencillo (en comparación con los anteriores) es la galleta, ¡ponle unos buenos mofletes! Ahora se vuelve a complicar: una corona de Navidad. Blanco, verde y un lazo: vuelve a utilizar el palillo de los dientes. Para terminar, el reno Rudolph. ¡No olvides poner purpurina en su nariz!