Pepa López

Responsable de Comunicación y RRPP en Madaísh. Adoro los aguacates, porque no soy un monstruo. (-Abuelo Drac, Hotel Transilvania).

Karl Lagerfeld, sospechoso de evasión de impuestos

2016 no comienza con grandes noticias para el diseñador Karl Lagerfeld y la casa francesa Chanel. A punto de cumplirse 45 años desde la muerte de Coco Chanel, el káiser de la moda se encuentra en el punto de mira del fisco francés, siendo investigado por la evasión de más de 20 millones de euros durante el ejercicio fiscal de 2009. El Ministerio de Finanzas del país galo se encuentra realizando una compleja investigación al diseñador, ya que debido a la multitud de negocios que éste tiene abiertos la cantidad de compañías a estudiar es muy amplia. Director creativo de Chanel, Fendi y Karl Lagerfeld, de la que también es dueño. Además, se suma su trabajo de asesor para de firmas de moda y perfumería en Estados Unidos, Japón y Europa.

No es la primera vez que Karl Lagerfeld se enfrenta a acusaciones fiscales de este tipo. Hace unos años, el káiser fue sometido a un control fiscal que no tuvo consecuencias. Sin embargo, en esta ocasión sus declaraciones de renta dan que hablar. Los representantes del diseñador se han limitado a afirmar que se trata de un malentendido, pero hay algunos temas que se escapan a su control. No es su labor como diseñador y artífice de moda, si no sus hobbies como la literatura o la fotografía lo que más preocupa al Ministerio de Finanzas. Sus proyectos personales son los que se encuentran en el ojo del huracán, aquellos en los que los gastos escapan al control de las autoridades. 

red social moda_karl lagerfeld investigación

Por el momento, todo se encuentra bajo investigación y la Hacienda francesa no ha dado más información, aunque no es la mejor forma de empezar el Nuevo Año para todas las firmas asociadas a Karl Lagerfeld. Solo esperamos que termine pronto todo y que solo quede en, como él mismo dice, un malentendido que será debidamente solventado. ¡No sigas los pasos de Dolce&Gabanna que en 2013 tuvieron que pagar 340 millones de euros al fisco italiano!