Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Pepa López

Responsable de Comunicación y RRPP en Madaísh. Adoro los aguacates, porque no soy un monstruo. (-Abuelo Drac, Hotel Transilvania).

El fashion drama de Miranda Makaroff

Ok, reconozco que adoro a Miranda Makaroff. Me encanta todo lo que hace: sus looks, sus fotografías, sus dibujos y hasta su pelo teñido mil veces. ¡Me parece lo más! Hay que tener muchísima personalidad para ser ella y eso me gusta mucho. Entre mis favoritos están los vídeos que suele hacer con su chico Pascal y con algunos compis, ¡son siempre súper bizarros y divertidos! En el mundo de colores pastel y ropa bonita de Miranda, todo vale. 

Por eso, cuando me enteré de que iba a participar en la nueva campaña de Vogue sobre fashion dramas, me moría por verlo. Ya se estrenó el fashion drama de Dulceida, en el que pudimos conocer un poquito más de su novia. Sin embargo, el de Miranda Makaroff es mucho más divertido con creces. ¿Lo habéis visto ya? Protagonizado por una ficticia Carol que siente que nada le gusta y que todo lo que le encantaba hacer ya no le apetece. Tras darle mil vueltas y tener una crisis de comunicación, vuelve la luz y consigue cargar su móvil. ¡Una vez que comparte en Instagram todo lo que hace (y no le gusta) recuerda porqué le gustaba todo eso! 

Una crítica brutal al mundo de las fashion bloggers y de las redes sociales, del postureo en general. ¿Por qué comer cupcakes con lo bueno que está un bollo de leche? ¿Por qué llevar ropa incómoda y apretada? ¿Por qué hacer poses raras? ¡Da igual que no te guste, a tus followers les chiflará! Y lo más importante, ese momento en el que las personas dejan de hablar para darse likes, ¿donde quedó la conversación? Un fashion film hecho para recapacitar sobre nuestro uso de las redes sociales, todo ello envuelto en los estampados, colores, mezclas y estilo más propio de la joven Makaroff. Divertido, original y lleno de mensaje, ¡no esperaba menos de Miranda! ¿A vosotras os ha encantado tanto como a mí?

Comentarios