Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Patricia7691

Periodista y locutora. Redactora en Madaísh. “Mi dinero, donde pueda verlo: colgando en mi armario”. Labios rojos. Siempre.

Alerta: Dietas peligrosas

Existen dietas casi como días al año, pero hay que tener mucho cuidado con ellas y más las que prometen y prometen, las famosas “dietas milagro”. La mayoría de ellas sí son efectivas y rápidamente notas los resultados, pero ¿a cambio de qué? Suele tener unos efectos secundarios negativos que en muchas ocasiones se desconocen. 

Vamos a hacer un repaso por dietas que hemos encontrado y queremos advertir a todas las fashionistas para que no las hagan nunca. Lo mejor siempre es ir al médico y que él te derive al especialista.

La primera, la más conocida y la más peligrosa, es la dieta Dukan. Tuvo gran reconocimiento internacional, tanto por sus resultados como por la expulsión de su creador del Colegio de Médicos, dato que deja claro la naturaleza dañina de la misma. Esta dieta se basa en la ingesta masiva de proteínas, lo que puede provocar desequilibrios nutricionales y alteraciones somáticas, psicológicas, hormonales, de crecimiento o de rendimiento. Si se repite una dieta de éstas varias veces en la vida, se puede desarrollar sarcopenia (pérdida de masa muscular). Además, es tóxica para el hígado y para el riñón.

En segundo lugar, la dieta de Atkins. Es una dieta que permite comer grasas y elimina casi por completo las verduras. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria señala riesgos menores como halitosis o acetona en el aliento, estreñimiento, aumento del colesterol en sangre y aumento de los niveles de ácido úrico, pero también otros mayores como riesgo cardiovascular por el excesivo consumo de grasas, o sobrecarga del riñón por el exagerado consumo de proteínas. Celebrities como Kim Kardashian, Rihanna, Renée Zellweger y Catherine Zeta-Jones la han probado.

La siguiente se llama dieta de la Clínica Mayo pero nada tiene que ver con la famosísima clínica americana. Consiste en comer entre cuatro y seis huevos diarios, y excluye los lácteos, con lo que puede provocar la aparición de osteoporosis e hipertensión. Se dice que Liz Taylor hacía esta dieta.

Las dietas con las siglas VLCD (very low calories diets, o dietas de muy bajo valor calórico) en sí ya son de dudosa fiabilidad, pero dentro de este grupo destaca la dieta de la proteína líquida. Se obtenía de la piel de vaca tratada con ácido para transformarla en líquido y se daba en sustitución de las comidas. Fue tan popular que la compraron millones de americanos y dejó más de 60 muertos. Casi todas las muertes fueron por causas cardiológicas y muchas por rotura de los pilares del miocardio.

En quinto lugar tenemos la dieta de la sopa. Seis cebollas, dos ramilletes de apio, dos pimientos verdes, medio kilo de tomates, un repollo, un cubito de caldo, sal, pimienta y ya tenemos la sopa mágica. Aparte de no proporcionar suficientes aminoácidos, ácidos grasos esenciales, calcio, hierro y vitaminas A, D, E y K, con ella se adelgaza a expensas de perder líquidos, electrolitos y reservas de proteínas. Y así, a padecer una anemia.

Por último, una dieta muy extrema que much@s pensaréis ¡qué locura! ¿Quién puede hacer semejante “dieta”? Pues si está calificada como tal, es que ha habido quiénes se han arriesgado con ella. Hablamos de la dieta de la tenia o solitaria. Consiste en ingerir huevos de una tenia con el fin de que, al crecer, esta lombriz absorba cuanto comemos. Sin embargo, este parásito puede provocar meningitis, epilepsia, problemas visuales, demencia, etc. Puede incluso llevar a la muerte si se expande por los conductos pancreáticos.

 

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh

Imágenes | Pinterest

Comentarios