Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Patricia7691

Periodista y locutora. Redactora en Madaísh. “Mi dinero, donde pueda verlo: colgando en mi armario”. Labios rojos. Siempre.

7 zapatos para ir a la oficina, working girl con estilo

Trabajar en una oficina no tiene que ser sinónimo de un estilo anodino y “cuadriculado”, trabajar sentadas en un espacio reducido también tiene sus ventajas, hay que verlo desde el punto de vista en el que podemos ponernos esos zapatos que nos encantan pero que consideramos imposibles. También están presentes las botas de tacón. En definitiva, todo ese calzado que acaba al final de armario por no poderlo aguantar durante todo el día si hay que estar de pie o caminar mucho. Aunque también dejamos un espacio para esas bailarinas elegantes que nunca sabemos cuándo o cómo combinarlas. En conjunto, toda esta selección de zapatos para la oficina le dan al clásico estilismo de working girl un toque de originalidad. 

Los clásicos salones negros. El básico de entre los básicos, los stilettos negros siempre son un buen compañero del outfit de oficina. No hay estilismo que se le resista y prenda con la que no combinen a la perfección.

 

Pueden parecer difíciles de encontrar pero no es imposible. Los botines que sirven tanto para faldas, jeans como pantalón de sastre y con todas esas prendas se obtiene el mismo resultado: un look perfecto para ir a la oficina.

 

En la selección de zapatos planos para ir a la oficina, nos decantamos por las bailarinas atadas. Para elevar el look ante la ausencia de tacón, la sofisticación de este tipo de calzado plano es la clave.

 

Ya estamos en primavera, y de cara al buen tiempo, hay que ir pensando que las sandalias sofisticadas son la mejor opción cuando se tiene una reunión importante o un evento más destacado que el día a día en la ofi.

 

Para los últimos días fríos que quedan, las botas altas también son una buena opción, pero hay que tener una serie de factores en cuenta: que su altura no supere la rodilla y que el color sea versátil para combinar con prácticamente todo (camel o gris son buenas opciones).

 

Los zapatos masculinos, a pesar de su seriedad, son tan óptimos como cualquier otro para ir a la oficina por su encanto y carisma.

 

Por último, para dar la nota de color hasta a la más triste y gris oficina están los zapatos rojos, qué mejor color para destacar e ir elegante al mismo tiempo.

 

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh

Imágenes | Vogue

Comentarios