Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Patricia7691

Periodista y locutora. Redactora en Madaísh. “Mi dinero, donde pueda verlo: colgando en mi armario”. Labios rojos. Siempre.

12 trucos para blanquear los dientes

La salud dental es una parte muy importante de nuestra belleza, como cualquier otra parte del cuerpo. Tener una sonrisa blanca y bonita nos aporta mucha seguridad y confianza en nosotros mismos. Y por supuesto, los labiales oscuros sientan mucho mejor. Los médicos aconsejan ir como mínimo una vez al año al dentista, y éste nos dirá las necesidades bucales que tenemos pero también podemos hacer pequeños gestos por nuestros dientes de forma muy fácil para poder deslumbrar con nuestra sonrisa.

Cáscara de naranja. Frota durante medio minuto los dientes con el interior de la cáscara de naranja, la parte blanca entre la corteza y los gajos, contiene una sustancia que deja tus dientes más blancos. Cepíllatelos media hora después.

Fresas y bicarbonato de sodio. Haz una pasta con ambas, aplasta la fruta y mézclala con el otro ingrediente. Aplícatela en los dientes durante 20 minutos y luego enjuaga. Tras media hora, cepíllate los dientes. No abusar de este truco, se recomienda una vez a la semana.

 

Comer manzana o papaya. Fortalecen las encías y blanquean los dientes.

Masticar una hoja de salvia después de comer.

Agua oxigenada. Mancha un algodón con agua oxigenada mezclada con agua (dos cucharadas de agua oxigenada y una de agua), frota con suavidad los dientes y luego aclara con abundante agua.

Haz una pasta con 1 cucharada de levadura de cerveza, 2 cucharaditas de sal y un poco de agua. Cepilla con esta mezcla como si fuera tu dentífrico.

Cáscara de plátano. Frota tus dientes durante dos minutos con el interior de la cáscara de plátano. El ácido salicílico es un potente blanqueador.

Polvo de carbón. Por extraño que parezca, aconsejan cepillar los dientes con un poco de polvo de carbón, aseguran que es muy efectivo para blanquear los dientes.

Zumo de limón. Haz una pasta con zumo de limón y una cuchara de café de sal, luego cepilla los dientes con ella y enjuaga con abundante agua fría.

Vinagre de manzana. Haz una pasta con el vinagre y una cucharadita de bicarbonato de sodio, cepíllate los dientes y enjuaga.

 

Mezcla de bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno en una pasta y úsala en lugar de la pasta de dientes habitual.

Aceite de coco. Calienta una taza de aceite de coco hasta que se haga líquido. Luego agrega dos cucharaditas de bicarbonato de sodio y de 5 a 10 gotas de hierbabuena en la mezcla y revuelve.

Todas las fashionistas pueden llevar ya sus dientes muy blancos.

Si quieres estar a la última y formar parte de la mayor red social de moda y belleza, ¡regístrate en Madaísh

 

Imágenes | Pinterest 

Comentarios