¿Eres una fashion victim?

A algunas personas les apasiona la tecnología, otros no salen del gimnasio, hay a quien le encanta seguir las series del momento, y luego están las chicas que sin ser conscientes de ello son fashion victims, y con solo echar un vistazo saben cuál es el look perfecto.

Pero, ¿qué significa fashion victim?

El origen del término se le atribuye al conocido diseñador Óscar de la Renta, y lo utilizaba para referirse a una persona que sobrepasa los límites comunes de vestir a la moda. Según Versace, "Cuando una mujer cambia su imagen demasiado de una temporada a otra, es porque se ha convertido en una víctima de la moda". Sin embargo, con el paso de los años este concepto ha evolucionado y actualmente se utiliza para identificar a quienes están al día en las tendencias de moda, y no pueden evitar comprar ropa y accesorios. Sexo en Nueva York   Crop top, boho chic, ugly shoes..., ¿te suenan estos conceptos? Puede que no hayas estudiado moda, pero si te encanta practicar shopping y alguna vez has soñado con tener una habitación repleta de zapatos, seguramente seas una fashion victim sin remedio.

¿Quieres saber si eres una friki de la moda?

Si reunes algunos de estos requisitos puedes estar segura de que formas parte del club de las fashion victim.
- Sigues en Instagram a las bloggers del momento. - Sientes algo especial cuando entras en una tienda y te encuentras con la colección de la nueva temporada. - No puedes evitar comprarte esos zapatos a pesar de que sabes que no combinan con nada. - Sabes lo que significa el estilo boho chic y el normcore. Escaparate compradora compulsiva - Tienes el armario lleno de flecos y camisetas crop top. - No puedes pasar dos semanas sin comprar ropa. - Cuando sales te pones esos zapatos preciosos que no son precisamente los más cómodos. - Piensas que necesitas comprar más ropa, a pesar de que el armario está a punto de estallar. - Has visto la serie Gossip Girl y/o Sexo en Nueva York. - Tu sueño es que te regalen una tarjeta sin límite para ir de shopping. - Después leer este artículo te han entrado ganas de ir de tiendas. Gossip Girl