Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Como en casa en ningún sitio. Este es el lema de aquellas personas que prefieren quedarse en su hogar durante el verano, disfrutar de su ciudad o su pueblo. De hecho, durante esta estación, los pueblos se llenan de vida y las ciudades quedan más tranquilas de gente. Un nuevo mapa de la geografía urbana que rediseña la vida de los lugares durante esta estación. Si durante este verano te vas a quedar en casa, entonces, disfruta de tu pequeño paraíso de relax puesto que este espacio de intimidad te ofrece las mejores condiciones para descansar. ¿Cuáles son las ventajas de disfrutar de las vacaciones en casa?

1. Ahorro económico. Es decir, puedes evitar el gasto de desplazamientos y alojamiento en un destino de ensueño. Esto te aporta un ahorro que te será especialmente bienvenido cuando llegue la interminable cuesta del mes de septiembre. Es decir, a veces, los excesos del verano llegan con su resaca económica.

2. Recibir visitas en casa. Es decir, puedes invitar a amigas o familiares que viven lejos para que vengan a visitarte. Es una buena oportunidad para actualizar los vínculos con la convivencia relajada de las vacaciones.

3. Si tienes una zona de terraza, balcón o jardín, entonces, disfrútala al máximo. Decora estos espacios de exterior con pequeños detalles para disfrutar de placeres relajantes, por ejemplo, un desayuno de fin de semana al aire libre o un rato de lectura a la sombra en el jardín.

4. Disfruta de la agenda de ocio de tu ciudad. Si te apetece ir al cine, actualmente, puedes ver en cartelera la película "Marie Curie" una cinta que rinde elogio al talento femenino de esta científica que hizo historia por ganar dos Premios Nobel y por ser la primera profesora universitaria en la Universidad de la Sorbona.

5. Vivir tu hogar. Es decir, llenar las distintas estancias de tu casa con tu propia esencia puesto que, durante el resto del año, la prisa es una norma en tu agenda. Puedes aprovechar este momento para aprender a cocinar nuevos postres, hacer cambios en la decoración de los productos de textil hogar, disfrutar de las siestas estivales y dormir hasta tarde.

6. Puedes dedicar tiempo a hacer cosas para las que no encuentras tanto tiempo libre durante el invierno. Y además, evitar un viaje en verano no significa renunciar al placer de las vacaciones puesto que puedes aplazar tu escapada para otra estación aprovechando las ventajas de la temporada baja que ofrece mejores precios de turismo y también, una experiencia turística menos masificada.

Las vacaciones en pareja o con familia son una experiencia de bienestar. Sin embargo, lo más importante no es el destino sino la compañía. Por eso, en ocasiones, el hogar es el mejor lugar para veranear.

7. Puedes descubrir nuevos locales de moda en tu ciudad, cafeterías y restaurantes.

8. Turismo de proximidad. No realizar un viaje a un destino lejano es una cosa, y no practicar el turismo es otra muy diferente. Puedes quedarte en casa durante las vacaciones y practicar el turismo de proximidad, es decir, realizar excursiones a lugares cercanos.

Comentarios