maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Ocho hábitos para mejorar tu memoria


Actualmente, gracias a los distintos medios de comunicación, recibimos tal cantidad de información a lo largo de una jornada que podemos tener dificultades al final del día para recordar muchos de los datos o repensar qué hemos hecho en esa jornada. Así como cuidas tu cuerpo, debes cuidar con el mismo cariño tu mente. Y estos hábitos pueden ayudarte a lograr este objetivo:

1. La música es una buena rutina de formación artística que alimenta el alma con la belleza que se esconde en el lenguaje de un pentagrama. Pero además, el aprendizaje de tocar un instrumento no solo es un reto que puede ayudarte a descubrir un talento personal sino que también, incrementa la memoria al memorizar las notas y el ritmo de una partitura.

2. Disfruta de la televisión con medida. Es recomendable no pasar más de dos horas diarias frente a la pequeña pantalla. Si te marcas este objetivo no solo cuidarás tu mente sino que también, descubrirás que ganas un tiempo precioso para hacer otras cosas.

3. Puedes marcarte el objetivo de aprenderte de memoria aquellos números de teléfono que utilizas habitualmente en tus contactos frecuentes con amigos y familiares. Del mismo modo, puedes repasar la cuenta de la compra en el supermercado sin utilizar calculadora.

4. Hacer una escapada en pareja también es un buen medio para incrementar el relax (el estrés afecta a la memoria).

5. Diviértete haciendo crucigramas, sopas de letras o el juego de las cinco diferencias. Estas ideas sencillas son muy recomendables para unir el entretenimiento con el aprendizaje.  Del mismo modo, también puedes marcarte el propósito de adquirir un nuevo conocimiento. Por ejemplo, si te apetece aprender a coser, puedes hacer un taller de costura. Las clases de idiomas también son muy adecuadas para estimular la mente.  

6. Disfruta de la lectura y anota en una libreta cada título que has finalizado, añadiendo información sobre el autor y también, un pequeño resumen de la trama. De este modo, te resultará más fácil recordar a lo largo del tiempo qué obras has leído.

7. Anímate a disfrutar de paseos ya que el hábito de caminar también conecta con la memoria. Por ejemplo, después de dar un paseo puedes recordar qué tres calles has recorrido en tu itinerario.

8. La comunicación virtual también es un aliciente para alimentar la mente. Las frases de amor para Facebook son una buena forma de interacción para unir mente y corazón a través de un mensaje para el recuerdo.