maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Mi carta de Reyes Magos

Queridos Reyes Magos, escribo hoy esta carta como cuando era una niña y vivía desde mi mentalidad infantil, una fecha mágica. En la etapa adulta, el coaching también me ha ayudado a creer en la magia de la vida gracias a ese poder sin límites de la fuerza de voluntad e incluso, gracias a esas sorpresas del destino que abren puertas allí donde parecía haber muros. Este año, desde la etapa adulta, me gustaría pedir regalos emocionales. Tesoros existenciales que anhelo con el corazón y que quiero poner de mi parte para atraer a mi vida.

La próxima mañana del 6 de enero me gustaría abrir el paquete de la ilusión como un antídoto de fuerza para encontrar siempre la luz incluso en las incertidumbres propias del vivir: dudas, contradicciones internas y miedos. Me gustaría hacer de la ilusión mi mejor amiga también durante esos momentos de soledad en los que espero conocerme mejor a mí misma a lo largo de los próximos doce meses para crecer como persona.

En mi carta de Reyes Magos también me gustaría pedir el regalo de la amistad como invitación hacia la apertura emocional. ¿Por qué necesitamos tener amigos en nuestra vida? Porque a través de las relaciones con los demás también nos conocemos mejor a nosotros mismos, crece nuestro nivel de resiliencia, tenemos más pensamientos constructivos y nuestro ánimo es más estable. Recuerda que la amistad comienza por ti mismo.

Me encantaría encontrar bajo el árbol de Navidad una caja llena de sonrisas para poder tomarlas prestadas en esos días de desánimo y tristeza. Una sonrisa es el primer paso para cambiar de actitud cuando estamos encerrados en nosotros mismos. En el próximo 2016, me gustaría pedirle más vida a la vida y volar por encima de mis propios límites con las alas de la creatividad, la constancia y la autoestima.

Entre los regalos de coaching que quiero anotar en este mensaje, no pueden faltar los objetivos personales y profesionales que me gustaría llevar a cabo durante este año. La lectura es una de mis aficiones preferidas, por ello, me gustaría pedir un libro de frases sabias de amor para reflexionar sobre la felicidad. Y es que, si hay un regalo que realmente quiero poner por escrito en estas líneas es precisamente éste: la alegría.