maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Diez motivos para sonreír a la vida

La sonrisa tiene un efecto terapéutico, te ayuda a observar la realidad con una perspectiva amable y vital. Con la proximidad del inicio de la primavera es un buen momento para dejar en el capítulo del invierno, todo aquello que crees que sobra en tu vida y comenzar esta nueva estación con la libertad que aporta el folio en blanco. Hay diez motivos por los que merece la pena sonreír a la vida:

1. Una sonrisa no es un medio sino un fin en sí mismo. Notarás su efecto en forma de un agradable bienestar. Y además, no imaginas cómo puedes hacer que la vida de quienes te rodean sea más bonita con esta actitud. Incluso, puedes alegrar el día de un desconocido a quien proyectas tu buena energía a través de tu sonrisa.

2. Siente gratitud por los amigos que forman parte de tu vida. No midas tu carisma social por el número de contactos que tienes en Facebook sino por la calidad de tus relaciones personales.  Si tienes un amigo de verdad, puedes considerarte una persona afortunada. Y si no lo tienes, siempre estás sa tiempo de encontrarlo.

3. Hoy es un nuevo día, distinto del anterior. Tenemos un concepto de rutina equivocado puesto que cada nueva jornada es una invitación para salir de la zona de confort y experimentar ese factor sorpresa que es propio del vivir.

4. Sonríe a tu pasado por todas las experiencias que acumulas, por esas vivencias que se han convertido en tu mejor legado y cuyo valor aumenta como un tesoro al compás del paso del tiempo.

5. Sonríe por la música que eleva tu ánimo al compás de una banda sonora que pone color a la vida.

6. Sonríe al mirarte en el espejo en una clara metáfora que te recuerda que eres una persona irrepetible. Tu autoestima aumenta cuando alimentas tu lenguaje corporal con el valor de este gesto facial.

7. La vida es más divertida con sentido del humor y a través de tu sonrisa atraes a la buena suerte e incluso, reduces el impacto de tus penas.

8. Una sonrisa es un remedio natural frente al estrés. Puedes sonreír tantas veces como necesites sin sentir ningún tipo de efecto secundario adverso. La sonrisa es una medicina que puedes tomar en tantas dosis como creas conveniente.

9. Mejora tu carisma personal ante los demás, por tanto, esta actitud también mejora tu disposición ante las relaciones personales. La risoterapia aumenta el valor de la amistad de modo directo.

10. Gracias a la felicidad de una actitud positiva, notarás los beneficios de un descanso reparador. La sonrisa es el mejor ejemplo de que la arriga es bella ya que no existen mejores líneas de expresión que aquellas que son consecuencia directa del latido de la vida y la suma de experiencias.