maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Diez ideas para cuidar tu mente

Muchas personas se marcan como objetivo de año nuevo propósitos que tienen que ver con el plano físico, por ejemplo, hacer dieta o ir al gimnasio. Sin embargo, recuerda que no solo tienes que cuidarte físicamente sino también, a nivel mental. En este artículo te doy diez ideas para estar en forma anímicamente:

1. La lectura es uno de los placeres de entretenimiento más saludables. Algunas personas afirman que no disfrutan con la lectura. Sin embargo, esta afirmación muestra simplemente que el lector no ha descubierto el tipo de obra que le entretiene. En 2016, anímate a dar una nueva oportunidad a los libros. Visita con más frecuencia la biblioteca porque un libro puede ser tu mejor amigo y darte compañía. 

2. Durante el invierno pasamos mucho tiempo en casa y en la oficina. Es recomendable que disfrutes de entornos al aire libre, programes excursiones en la naturaleza y respires el aire puro de un nuevo día de un modo consciente. El control de la respiración es vital para incrementar el bienestar.

3.  Los momentos de soledad son muy constructivos. Por tanto, fomenta tu autonomía para realizar planes en solitario como ir al cine, asistir a un recital de poesía o visitar una galería de arte. ¿Cuántas cosas dejas de hacer a lo largo del año por no tener a alguien que te acompañe en ese momento?

4. Sin duda, los momentos de silencio adquieren un mayor valor gracias al contraste que marcan los espacios de amistad. Disfruta de la compañía de tus amigos durante todo el año, no solo en Navidad, en verano o en el día de tu cumpleaños.

5. Despide cada día realizando un breve momento de gratitud recordando cinco momentos que has vivido en esa jornada y por los que te sientes una persona afortunada. Puedes realizar este ejercicio anotando estas ideas por escrito o visualizando a nivel mental los instantes cotidianos que quieres conservar en tu corazón.

6. Evita recrearte en la nostalgia del pasado y busca ocupaciones más inmediatas a corto plazo para vivir el presente.

7. Si estás estudiando, utiliza técnicas como el subrayado, el esquema o la lluvia de ideas para comprender un texto. Algunas de las técnicas de estudio también podemos aplicarnas a otros ámbitos de nuestra vida. Por ejemplo, si buscas la solución adecuada ante un problema puedes elaborar una lluvia de ideas con posibles soluciones ante dicho conflicto.

8. Potencia el hábito de dar un paseo diario y disfruta de esta rutina como un espacio en el que poner tus ideas en orden.

9. Evita pasar mucho tiempo frente a la televisión cada día ya que este hábito aumenta la pasividad ante la vida.

10. Resuelve crucigramas y sopas de letras. Toma esta experiencia como un juego.