maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Cómo prevenir la depresión en invierno

Algunas personas se sienten más apáticas durante el invierno, un periodo del año marcado por los días grises y las bajas temperaturas. La salud no solo integra el bienestar corporal sino también, el plano emocional.

La depresión puede mostrar síntomas que deben dar la voz de alarma para pedir ayuda psicológica: el exceso de sueño o por el contrario, el insomnio, la apatía generalizada, la falta de disfrute personal en actividades que previamente eran causa de ilusión, la visión negativa del presente y del futuro, las dificultades para mantener la concentración profesional, falta de interés por las relaciones sociales... ¿Cómo prevenir la depresión durante el invierno?

1. Intenta realizar actividades al aire libre durante las horas de luz solar puesto que la luz natural eleva el estado de ánimo y nos ayuda a regular el descanso adecuado.

2. Intenta mantener unos horarios regulares en tu día a día para establecer unas rutinas ordenadas que te ayuden a afianzar un estilo de vida marcado por la armonía y el equilibrio.

3. Evita quedarte cada noche viendo la televisión hasta tarde. Especialmente, si al día siguiente tienes que levantarte muy temprano. Cuando una persona acumula falta de horas de sueño, tiene más posibilidades de sufrir ansiedad.

4. Aprende a decir no para no cargar con más responsabilidades de las que puedes asumir. Pero además, aprende a hacerlo también, para sentirte más libre en tu propia vida.

5. En la medida de lo posible, intenta marcar distancia respecto de aquellas personas que tienen actitudes tóxicas como la envidia y el pesimismo constante. Por el contrario, comparte más espacios personales con aquellos amigos con los que te sientes bien.

6. No pienses en agradar constantemente a los demás sino en ser coherente con tus valores. Evita el síndrome del perfeccionismo ya que no existe nadie que no tenga defectos. Aprende a quererte a ti misma tal y como eres, poniendo en práctica, tu capacidad de superación de un modo amable contigo.

7. Participa en los planes de afterwork que te permiten estrechar lazos de compañerismo con otros trabajadores de tu empresa. Evita llevarte trabajo cada día a casa. Puede que haya momentos en los que debes prolongar tu jornada laboral, sin embargo, evita que esta tendencia se convierta en norma.

8. Practicar yoga en pareja es una medida de bienestar que puede ayudarte a ser constante en la realización de este ejercicio.

9. Realizar un curso de crecimiento personal, por ejemplo, un taller de autoestima o la risoterapia que potencia el valor de la amistad como base de una vida feliz.

10. Si te sientes apática, triste y desmotivada durante más de diez días, hasta el punto de que esta tristeza interfiere de forma notable en tu calidad de vida, habla con tu médico de cabecera.