maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Cómo convivir con la incertidumbre

La incertidumbre forma parte de la vida. De hecho, por muchos planes que hacemos para el mañana, la realidad es que no tenemos todas las claves de cómo va a transcurrir el destino. Cuando los libros de autoayuda nos recuerdan el valor del carpe diem debemos asumir que vivir el hoy es la mejor fórmula para ser feliz, precisamente porque a partir de mañana aumenta el número de hipótesis y se reducen las certezas. La incertidumbre puede pesarnos cuando estamos inmersas en un proyecto importante a largo plazo o también, en una historia de amor que produce dudas e interrogantes.

Lo cierto es que pese a las connotaciones negativas que en muchos casos atribuimos al valor de lo incierto, la realidad es que en el inicio de cualquier nueva etapa o incluso, ante una nueva decisión, tendemos a sentir cierto nivel de inseguridad.

¿Por qué ocurre esto? Porque vamos resolviendo las dudas viviendo. Por tanto, el mejor modo de adaptarnos al ritmo de los acontecimientos es no adelantarnos a los tiempos. ¿Cómo potenciar tu inteligencia emocional ante la incertidumbre?

1. Agárrate a las certezas. Cuando asumimos un cambio, también hay cosas que permanecen. Por ejemplo, en un cambio de trabajo, puedes intentar apoyarte en esas rutinas de tu vida que siguen siendo exactamente igual que antes.

2. Cuando la incertidumbre se convierte en una forma de ansiedad, puede afectar incluso al apetito. Por esta razón, el hábito de mantener una alimentación saludable también te ayuda a cuidarte.

3. Practicar la meditación, hacer ejercicios de relajación, escribir un diario y leer un libro de autoayuda son algunas ideas que pueden ofrecerte dosis de inspiración vital en un momento incierto.

4. El mejor modo de hacer frente a la incertidumbre es practicar el desapego hacia el destino. Es decir, concentra tu atención en aquello que depende de ti y asume de un modo natural que algunos factores trascienden a tu voluntad. Pon de tu parte y confía en que, lo que tenga que ser, será. Ten confianza en la vida.

5. Muchas mujeres solteras sienten incertidumbre de su futuro sentimental. Esto ocurre, especialmente, cuando se vive la soltería como un tiempo de espera de menor calidad que aquel que se comparte en pareja durante el noviazgo. El foco de la incertidumbre también puede afectarnos cuando conocemos nuevos amigos. ¡Aprende a fluir con la vida y la novedad!

6. Recuerda que no existe mejor momento para ser feliz de nuevo que éste. Ya que este día nunca más volverá a repetirse.