maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Cinco buenos motivos para ser voluntaria de una organización

Cada vez son más las personas que dedican parte de su tiempo semanal a realizar tareas colaborando con entidades de ayuda social realizando una buena causa de un modo altruista. Existen cinco buenos motivos por los que merece la pena vivir la experiencia del voluntariado aunque solo sea una vez en la vida:

1. En primer lugar, poder realizar una actividad que te gusta y que te permite desarrollarte como persona y también, a nivel profesional. Muchas personas deciden hacer una colaboración cuya práctica esté vinculada con su formación universitaria. De este modo, el trabajo realizado como voluntario también es una experiencia que se puede añadir al currículum.

2. Descubrir en primera persona la filosofía del voluntariado: aquel que da recibe mucho más a cambio.  

3. Aprender a valorar el tiempo como un valor importante. Y a través del voluntariado podemos descubrir cómo dedicando solo una hora semanal a una causa determinada, podemos contribuir a crear una cadena de favores. Los minutos son un valor en cualquier tipo de voluntariado pero todavía más en el caso del Banco del Tiempo que está formado por personas que establecen un trueque de servicios cuya única medida son las horas.  En una sociedad marcada por el consumo y el materialismo, a través de este medio también podemos descubrir que existen otros valores que poner en práctica.

4. El entorno de voluntariado te abre nuevas puertas de relación social siendo una buena oportunidad para hacer amigos y conocer gente nueva. Al formar parte de una organización que trabaja por una causa con la que te gustaría colaborar, puedes conocer a otros voluntarios que comparten tus mismas inquietudes.

5. El voluntariado es uno de los medios eficaces para reducir el estrés, el agotamiento psicológico y la ansiedad. Por el contrario, eleva el altruismo y el pensamiento positivo.

¿Cómo elegir una actividad de voluntariado? Consulta las formas de colaborar que ofrecen distintas organizaciones cuyo objetivo te parece interesante. Del mismo modo, es recomendable que el tiempo semanal que dedicas a colaborar esté en torno a una o dos horas. De este modo, la tarea resulta totalmente compatible con otros compromisos como el trabajo y los estudios.