maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.

Cinco buenos motivos para ir al cine

El precio de la entrada de cine durante el fin de semana puede resultar un tanto cara tanto para estudiantes como para muchos trabajadores cuyo sueldo es bajo y deben priorizar otros gastos mensuales. El coste de la entrada en el Día del Espectador es más económico y es una buena oportunidad para concretar aunque solo sea una peli mensual. Algunas entidades culturales también programan sesiones de cine fórum que son gratis. Películas acompañadas de un coloquio posterior. Hay cinco buenas razones para ir al cine: ¿Cuáles son estos motivos?

1. En primer lugar, es un plan de entretenimiento fantástico para romper la rutina. Existen muchas formas de viajar. Y a través de la pantalla de cine también puedes desplazarte con tu imaginación hasta otras historias.

2. Este plan es perfectamente adaptable a distintas circunstancias: plan en pareja, con amigos, en familia o también, en solitario. Actualmente en la catelera hay ofertas que merecen la pena: La Novia, Palmeras en la Nieve, La chica danesa, Truman y La Gran Apuesta son algunas de las pelis que me gustaría recomendarte.

3. Nuevos temas de conversación en tus charlas con tus amigos. Por ejemplo, puedes compartir tus puntos de vista sobre la última historia que has visto en el cine. O puedes recomendarles esa peli que tanto te ha gustado. De hecho, un plan muy sencillo es el de quedar con alguien para ver un  estreno y tomar un café después para poner en común impresiones, sensaciones y reflexiones que surgen a partir de la relación entre cine y vida.

4. El cine es cultura. Y la cultura alimenta la mente del espectador. Conviene ser responsable con el valor del apoyo a la cultura evitando la piratería como una opción que aunque resulte más económica, no es responsable con el valor del bien común. Muchos puestos de empleo son perjudicados por este tipo de actitud.

5. Merece la pena ver tus películas preferidas en pantalla grande antes que hacerlo en televisión. Pese al confort que aporta ver una buena peli en el salón de casa, las emociones que transmite el cine en pantalla grande son mucho más intensas.  Una bolsa de palomitas es todo un símbolo de esta experiencia.

Existen otras razones para ir al cine: romper la rutina, reforzar la empatía y la introspección, conocer el trabajo de actores y actrices, incrementar el pensamiento positivo y la autoestima como espectador.

* Maite Nicuesa Guelbenzu, coach en mobifriends blog, red social para buscar pareja y hacer amigos. Puedes seguir sus publicaciones a través de mobifriends en Facebook.