Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.


El trabajo constituye un pilar esencial de tu vida profesional. ¿Cómo buscar trabajo después de los 30? En este post te damos ideas.

1. Encuentra tu misión

¿Cuál es tu propósito? Existe un concepto que no pasa de moda en términos profesionales. Este término es vocación. Tal vez tengas que acotar tus expectativas a tu realidad presente y al contexto de crisis que todavía afecta a tantos sectores. Sin embargo, es muy importante que intentes escuchar la voz de tu vocación porque ese latido interior te hace feliz.

¿Qué sueños profesionales tenías a los 20? ¿Cómo imaginabas tu futuro?

2. Plan de acción

Concreta cuál es el camino que vas a seguir para recorrer la distancia que separa el estado actual del estado deseado. Define tu hoja de ruta. Evidentemente, no se trata de tenerlo todo planificado al milímetro, sin embargo, sí es importante que tengas un itinerario marcado, aunque luego pueda ser más flexible.

3. Encuentra apoyos

¿Cuál es tu red social? Es decir, es importante que tengas una red de personas de confianza que, a modo de networking, te aportan ideas, conocimiento, posibilidades y opciones a las que no llegarías si te encierras en ti misma. Cambia el individualismo por colaboración con amigos y compañeros de trabajo.

4. Encuentra tu lugar

Observa el ejemplo de tantos actores y actrices de éxito que han explicado en entrevistas la dificultad de una profesión marcada por castings constantes en los que reciben muchas negativas antes de ser elegidos. Esto le ocurre también a la protagonista de La La Land. En el ámbito laboral, ocurre algo parecido. Envías muchos currículums y tal vez, solo uno de esos currículums sea el definitivo que te conecte con una gran oportunidad.

5. Pon en valor tu currículum

En lugar de comparar tu currículum con el de otras personas, empieza a poner en valor todo tu potencial. Aquellas fortalezas de tus estudios y tu trayectoria profesional. Pero además, no observes tu carta de presentación como algo estático y cerrado. Sigue construyendo. Por ejemplo, sigue realizando cursos de formación ya que actualmente tienes más recursos que seguir haciéndolo gracias a las plataformas online.

Buscar trabajo es un trabajo. No es un juego de palabras sino la realidad del tiempo de dedicación que debes invertir en esta meta profesional que roza también el plano personal. ¿Acaso no eres más feliz cuando trabajas en aquello que te gusta?

Comentarios