Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

maite nicuesa guelbenzu

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching.


Alfred, concursante de la actual edición de Operación Triunfo, ha experimentado sensaciones de ansiedad durante la gala celebrada el pasado lunes. Es importante que los medios de comunicación den visibilidad a temas emocionales como este.

La ansiedad, con mucha frecuencia, se reprime y se silencia. Es decir, el afectado por este malestar psicológico suele callar aquello que le ocurre o comentarlo únicamente con los más cercanos. Sin embargo, desde el punto de vista de la inteligencia emocional, es importante tener empatía con quienes sufren este malestar y, también, con nosotras mismas si nos ocurre un hecho de este tipo. ¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Sensación de intranquilidad que puede manifestarse incluso a través de un temblor corporal generalizado. Dificultades para respirar con normalidad. Esto conduce a la percepción de mareo. Sensación de pérdida de control por un hecho externo que se percibe como una amenaza.
¿Cómo afrontar la ansiedad?

1. Busca estrategias para afrontarla. Es decir, es cierto que conviene no evitar aquellas situaciones que producen temor e inseguridad. Sin embargo, recuerda que el cuerpo y la mente no son máquinas. Por esta razón, conviene desarrollar estrategias de afrontamiento para hacer frente a esos momentos.

Las clases de yoga, los ejercicios de relajación, las técnicas de visualización positiva, la exposición gradual a situaciones que se perciben con sensación de riesgo y, por supuesto, hablar de la ansiedad con normalidad, son pasos que pueden ayudarte a lograr este objetivo.

2. ¿La ansiedad es una patología? Se convierte en tal cuando el paciente siente que la ansiedad interfiere en su calidad de vida de forma regular. Es decir, cualquier persona es vulnerable de experimentar una situación de ansiedad en un contexto que queda fuera de su zona de confort. Sin embargo, la ansiedad como patología tiene el carácter de la repetición.

3. Ayuda psicológica. Es muy conveniente pedir ayuda psicológica porque una vez que la persona se siente encerrada en el círculo negativo de la ansiedad, siente que no puede afrontar el malestar por sí misma. La terapia, en algunos casos, se complementa con un tratamiento farmacológico. Puedes hablar con tu médico de cabecera porque puede orientarte en la elección de un psicólogo.

4. Hábitos saludables. Una alimentación sana y equilibrada, ejercicio físico, actividades relajantes y placenteras (música y cine), amigos verdaderos y tiempo en familia son recursos de apoyo para elevar la propia resiliencia personal frente a la ansiedad.

5. Llorar es un desahogo necesario. Puede que en algún momento te sientas desbordada por un malestar que te cuesta expresar con palabras. En ese caso, recuerda que llorar no es una señal de debilidad, sino un medio terapéutico para canalizar el miedo.

La ansiedad es una experiencia emocional y vital incómoda. Sin embargo, la ansiedad se supera. Por esta razón, intenta concentrarte en este objetivo de la afrontación por medio del autoconocimiento.

Comentarios