LilyAntich

Be True to Yourself. Psicóloga y PNL, apasionada de la vida, la moda, la belleza y la cocina

Tus brochas de maquillaje limpias en 3 simples pasos!

Hola a tod@s! Para amenizar el día Limpieza de Brochas y Pinceles de maquillaje!

No sé vosotr@s pero aquí en casa la mayoría de los domingos son domingos de hacer orden y limpieza, así que tocaba darle un meneo a las brochas de maquillaje, que las pobres se iban solas... manos a la obra las he recopilado y con el limpiador de brochas de SEPHORA y una toalla de las que no uséis en casa a limpiar se ha dicho! Aquí veréis la selección del antes y el después...

Limpiador de Sephora
Limpiador de Sephora
Brochas para limpiar
Brochas y esponja para limpiar

 

Os recomiendo pulverizar la brocha a una distancia de unos 15 cm, sólo el pelito cuidado con rociar el mango que se puede oxidar! Una vez rociado frotáis la brocha contra la toalla, no al revés y a base de frotar todo el producto se queda en la toalla y vuestra brocha está lista para ser usada de nuevo libre de maquillaje antiguo.

Pulverizar pincel
Pulverizar pincel
Frotar pincel contra toalla
Frotar pincel contra toalla
Resultado
Resultado
Resultado
Resultado

Dependerá del tipo de brochas que tengáis que quedaran más limpias en cuanto a color se refiere o no, es decir, las de pelo natural que acostumbran a ser blancas, por mucho que las limpiéis no recuperarán el color, pero sí estarán limpias que en el fondo es lo que importa.

 

 

 

 

 

 

 

Yo hago la limpieza una vez por semana más o menos, tampoco sé deciros cada cuanto hay que hacerlo, pero si miráis vuestros pinceles y veis que tienen mucho producto, y un color sospechoso,  será mejor que los limpiéis, ya que así la aplicación de producto nuevo será más fácil y el maquillaje lucirá mejor en vuestra piel.

Todo limpio
Todo limpio

También he limpiado mi Beauty Blender, vamos la esponjita que utilizo para difuminar el antiojeras y el iluminador líquido, pero ahí he hecho uso del mismo jabón de manos que tenemos el baño, con agua más bien caliente y con suavidad como si me lavara las manos he lavabo la esponja, y ha quedado perfecta!

Ya habéis visto el resultado final, se pueden secar al aire y listas para usar! Veréis que si lo cuidáis, como todo en la vida, dura más y su uso es más efectivo!

Besos Gordos y como siempre gracia por leer y compartir, espero vuestros comentarios sobre cómo lo hacéis vosotr@s!