Tu red social de moda y belleza Accede a más de 100.000 contenidos creados por influencers de todo el mundo

Vivienne Westwood, la madrina del movimiento más estrambótico y quizás antiestético de los años 70, 80 y 90 (estas últimas décadas se pueden lucir por su adoración al feísimo, desde el underground hasta la deconstrucción japonesa): el punk.

Con el concierto de Sex Pistols, la banda sonora de la cual el marido de Westwood era el manager, nació este movimiento, una subcultura, que reivindicaba a través de la moda y de su vestimenta (diseñada por la pareja) sus desacuerdos con la sociedad del momento.

Sin embargo lo diseños de Westwood han traspasado las barreras y han sido aceptados y reclamados por personas de todo tipo de gustos. Esos looks inspirados en los teddy boys (jóvenes que intentaban imitar la vestimenta de los dandies de la época eduardiana) y la peculiaridad de su creadora han ido viento en popa hasta el día de hoy; cuando la diseñadora británica de 76 años presenta su última colección otoño/invierno 2018-2019.

De lo contrario de lo que cabe pensar, la ya residente de la London Fashion Week ha decidido prescindir de la pasarela y crear un video-manifiesto donde se pueden apreciar sus últimas creaciones. Bajo el nombre de “Don’t Get Killed” (“No seas asesinado”), Westwood presentaen una cinta de casi tres minutos“su ejercito” manifestándose con banderas de la Unión Europea y cartas Tarot, una metáfora a la vida con la que intenta transmitir que hay que conectar todo para entender el conjunto. Antiestética, polémica y reivindicación; una colección unisex donde prima el oversize y los conjuntos de cuadro escocés. Una forma interesante de decir a los jóvenes “No seas asesinado” con los estereotipos de la sociedad, siempre sé tu mismo, y ten en cuenta las circunstancias antes de sacar la conclusiones. Sin duda, lo que hace Vivienne Westwood está más allá de este planeta, tal y como su logotipo indica.

Comentarios